Este lunes 2 de mayo, la Fiscalía Penal de Montevideo de
Homicidios de 1° turno, a cargo del fiscal Carlos Negro, obtuvo como resultado
de un juicio oral, la condena de un hombre por el homicidio del policía Robert
Santana, cometido el 3 de abril de 2020 en la explanada de la terminal del
Cerro.

R.C.P.M. fue condenado como “coautor penalmente responsable
de un delito de homicidio muy especialmente agravado” a la pena de 20 años y
seis meses de penitenciaría de cumplimiento efectivo, con descuento de la
medida cautelar cumplida.

En cuanto a los hechos, se desarrollaron en la noche, alrededor
de las 22 horas en las cercanías a la terminal de ómnibus del Cerro. Allí, la
víctima y su pareja se encontraban dentro de su camioneta para descansar
después que la víctima había finalizado su jornada de trabajo en un
supermercado y ambos debían luego ingresar a sus correspondientes turnos sobre
las 12 de la noche, por lo que decidieron hacer tiempo en dicho lugar, como en
otras oportunidades, informó Fiscalía en su sitio web.

Estacionados en el lugar, la pareja vio que en determinado
momento llegó un auto de color oscuro con cuatro ocupantes (entre los que se
encontraba el ahora condenado), que ingresó a la explanada, pegó la vuelta en
U, bajó las luces y entre frenó. Inmediatamente después descendió del vehículo
un hombre que sacó un arma y se posicionó frente a la camioneta de la pareja,
apuntando a la víctima. Posteriormente, otros dos hombres bajaron del automóvil
quedando uno más dentro del auto.

Dos de los hombres se dirigieron a la puerta delantera del
auto donde se encontraba la víctima, la abrieron y uno de ellos dos se presentó
como policía, a la vez que le exigió a la víctima que entregara todo.
Seguidamente, la víctima –funcionario policial- tomó su arma y salió del
vehículo. Al mismo tiempo, su pareja –también funcionaria policial- tomó su
arma y efectuó varios disparos hacia el frente del coche, donde estaba el
tercero de los atacantes. Como consecuencia de estos sucesos, el funcionario
policial fue herido mortalmente por un proyectil de arma de fuego y los cuatro
hombres emprendieron la fuga inmediatamente después.

Entre julio y agosto de 2021, tres de los participantes
fueron condenados mediante proceso simplificado: uno fue condenado a la pena de
15 años y diez meses de penitenciaría y los otros dos a la pena de 16 años de
penitenciaría, todos como “coautores de un delito de homicidio muy
especialmente agravado”.

El pasado 16 de octubre de 2021, uno de los coautores del
crimen fue asesinado tras incidentes entre internos del celdario 1. La víctima,
de 19 años, murió tras recibir una herida de arma blanca.





Source link