Publicado:

Se reporta que la corporación está evaluando fuentes alternativas de financiación.

Casi 3 millones de televidentes británicos no quieren pagar el canon televisivo anual de la BBC y afirman que ya no ven sus canales ni transmisiones en vivo.

Cada vez más ciudadanos del país renuncian al pago anual de 159 libras (202 dólares) por los servicios y, según los datos presentados por el Daily Mail el pasado domingo, actualmente 2,8 millones de británicos no quieren pagar este impuesto. Esta cifra aumentó en 360.000 televidentes respecto al año pasado. 

«Estas cifras muestran que el canon televisivo no es un modelo de financiación viable para la BBC en el futuro», comentó Toby Young, fundador y director de la organización Free Speech Union.

Uno de los principales presentadores de noticias es identificado como persona en el centro de un escándalo sexual en BBC

También sugirió que una mejor alternativa al pago del impuesto que financia a la BBC sería «un servicio basado en una suscripción como Netflix y Amazon Prime», que dado «al reconocimiento global de la marca de la BBC y su reputación de producir contenido premium», podría convertirse en el servicio de transmisión más rentable del mundo.

Sin embargo, a la fecha, la situación está afectando negativamente las finanzas de la BBC, teniendo en cuenta que en el 2022 la corporación tuvo que recortar servicios tras la decisión del Gobierno de congelar el canon televisivo por 2 años.

La BBC obtuvo 3.741 millones de libras (casi 4.774 millones de dólares) a través del canon televisivo el año pasado, lo que demuestra una caída de 59 millones de libras respecto al año anterior, cuando generó ingresos por 3.800 millones (poco más de 4.849 millones de dólares).

Por todo lo anterior, la corporación se ve obligada a recurrir a la búsqueda de nuevas fuentes de financiación. Entre las opciones están una tasa doméstica, el aumento de la comercialización y de la publicidad o el mencionado modelo de suscripción.

A su vez, un vocero de la BBC afirmó al Daily Mail que la mayoría de la gente sigue pagando el canon televisivo y a cambio reciben un servicio de calidad. También señaló que «los ingresos por tarifas de licencia se mantienen bien y han caído solo un 1,6% en el último año».



Source link