A 48 años de otra proeza, la resistencia en las calles contra la dictadura cívico militar en plena huelga general, en la  convocatoria a manifestarse  a las 5 en punto de la tarde aquél 9 de julio de 1973, ayer 8 de julio se obtuvieron las firmas necesarias.

Historiando

William Marino recuerda que «El 9 de julio de 1973 fue un día muy frío, la huelga general en nuestro país, llevaba 12 días. Desde la mañana anduvimos con un compañero visitando fábricas que estaban ocupadas, en algunos casos por decenas de compañeros y compañeras, comunicando el tema de “a las cinco en punto”.

Era la primera manifestación en plena dictadura y con una huelga general que se mantenía vigente en todos sus términos, pero que nos estaba desgastando y la comida empezaba a escasear en las casas en general. Si bien es cierto que los milicos del Ejército desalojaban sin llevarse presos a los ocupantes, en algunos casos, lo cierto es que eso fue desgastante con el correr de las horas. Muchos dirigentes habían caído presos, los requeridos y los buscados, aun sin ser requeridos sumaban, a nuestro saber y entender miles.

Nosotros llegamos “a las cinco en punto”, dejamos la moto en un bar de Uruguay y Yi, subiendo por la calle Cuareim, fue casi imposible llegar a 18 por la multitud gente que ya corría en desbandada, unos hacia San José, otros hacia Colonia.

La noche anterior, 8 de julio del 73, sobre las 22.00 horas, un joven de apenas 16 años, vendedor de diarios, estudiante y poeta, moría asesinado de tres balazos mientras realizaba una pintada. Este joven, Walter Medina, se había armado de una potente arma: “una crayola” para pintar un muro en la calle que hoy lleva su nombre (ex Campamento) y Teniente Rinaldi.

“Consulta popul…..” llegó a escribir y recibió tres balazos por la espalda»

Desde el presente

El dirigente de Sutel Gabriel «chifle» Molina en diálogo con Caras y Caretas Portal, resaltó que aquella jornada tuvo la importancia de generar hechos como el de ayer al obtener las firmas, el éxodo del pueblo oriental, el maracanazo y son  las hazañas del pueblo cuando se junta.

«A 48 años de esa fecha, lo de ayer fue una gesta que nos llena de orgullo y solo nos cabe decirle al pueblo uruguayo, muchas muchas gracias».

Recordó que «yo era muy chico pero recuerdo a Rubén Castillo que  desde la radio sarandí convocaba a estar a las 5 de la tarde en 18 de julio, leyendo un poema de Federico García Lorca para evitar la censura, lo que generó un hecho histórico que marcó  al país y dejó herida de muerte a la dictadura con la presencia de la gente en las calles. El pueblo como protagonista una vez mas».

 

 

 



Fuente