La Justicia
absolvió a un policía que fue imputado en diciembre de 2020 por abuso de
funciones y se había pedido en primera instancia prisión preventiva por parte
del fiscal de Ciudad de la Costa, Maximiliano Sosa.

El policía
estaba a cargo de la seccional 27 y prestó a un subalterno una bicicleta. Ese
birrodado estaba en la seccional, no era robado, sino que estaba en el depósito
desde 2019.

Según supo
Montevideo Portal, el oficial le prestó la bicicleta al policía porque caminaba
10 kilómetros, ya que se le había roto la camioneta.

El caso fue
denunciado en Asuntos Internos y en el área de Investigaciones de la Policía de
Canelones, en el juzgado de Ciudad de la Costa. El fiscal Sosa pidió imputarlo
con prisión por abuso innominado de funciones, informó en su momento El País.

“Apelamos las
medidas de privación de libertad y se hizo lugar, pasando a prisión
domiciliaria en horario no laboral. Fiscalía volvió a insistir y volvimos a
ganar”, dijo el abogado del policía, Marcos Pacheco.

“Se nos insistió en hacernos firmar un abreviado donde
decidimos que no. Fuimos a juicio y logramos la inocencia del oficial, y la
jueza lo absolvió. Fiscalía decidió no apelar el caso”, aseguró Pacheco, que
junto al abogado Juan Carlos Fernández Lechini representan al oficial.

“Si íbamos a
proceso abreviado el muchacho iba a perder el trabajo. Pasó casi dos años en la
casa, eso trastocó a su familia y su vida personal”, agregó.

Pacheco
comentó que no descartan “iniciar acciones legales contra la Fiscalía General
de la Nación por el daño causado y por actuar de forma imprudente” y “pedir una
formalización con poca prueba”.

“Sufrió la retención total de sus haberes por
casi dos años y perdió la posibilidad de ascenso y grado en concursos. Se generó
un daño moral importante”, aseveró el abogado.





Source link