Por The New York Times | Sara Aridi

, pero dijo que se siente más cómodo con las citas en persona ahora que tiene sus dosis completas de la vacuna.

Tú estás vacunado. Ella no. ¿Será un problema?

Las directrices de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos señalan que es seguro que las personas con esquemas completos de vacunación se reúnan en interiores sin cubrebocas, pero los datos científicos respecto a los riesgos entre las parejas vacunadas y no vacunadas están evolucionando, apuntó Chris Beyrer, profesor de epidemiología de la Universidad Johns Hopkins.

“Los riesgos son extremadamente bajos” para las personas vacunadas, dijo Beyrer, y es mucho menos probable que transmitan el virus si se contagian. En cuanto a los no inmunizados, una persona joven y sana que viva sola y salga con alguien que no está vacunado tendría un riesgo relativamente bajo, pero quienes padecen una enfermedad subyacente, son mayores de 65 años o viven con alguien mayor de 65 años deben seguir las precauciones de seguridad como el uso de cubrebocas y el distanciamiento social.

Los temores y las pérdidas por la pandemia pueden complicar las cosas.

Las vacunas frenarán la posibilidad de contagio, pero no necesariamente la ansiedad relacionada con el aspecto social del año pasado.

Ilana Diamant, cineasta de Brooklyn, pasó por una ruptura en enero y recientemente recibió su segunda dosis de la vacuna.

“Incluso aunque ahora estoy vacunada, no tengo ese deseo insaciable de salir”, dijo. “Sigo viendo grupos grandes de gente y se me eriza la piel”.

Diamant, de 25 años, también tiene sus reservas a la hora de salir con alguien que no se haya tomado en serio la pandemia, algo en lo que podría pensar dentro de unos años. Para ella, la pregunta es similar a: “¿la vida humana valía algo para ti?”, pero se pregunta cómo entablar conversaciones sobre la responsabilidad social “sin ser la peor persona con la que podrías hablar en una fiesta”. ¿Qué no es sexy? Los antecedentes del COVID-19.

Mientras que algunos solteros esperan entablar relaciones profundas y duraderas, otros simplemente buscan diversión sin compromisos.

Terron Moore, ejecutivo de medios de comunicación en Queens, Nueva York, terminó una relación en marzo. Todavía no busca una relación seria. En lugar de eso, anhela disfrutar de una noche en la pista de baile con otros hombres gays, y tal vez incluso besarse con un extraño.

“Probablemente eso es lo que Fauci me diría que no hiciera”, afirmó, al referirse a Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos.

Forjar una conexión profunda, dijo Moore, quizá signifique compartir “los antecedentes del COVID-19”.

“En lo personal, he tenido un cambio monumental en mi manera de ver el mundo y la persona que quiero ser en él”, dijo Moore, de 32 años. En medio de todo ese examen de conciencia, no cree que sea el momento adecuado para conocer a alguien nuevo y escuchar “sus historias de guerra del COVID-19”. , dijo que la recién descubierta asertividad y la autocompasión son un cambio positivo.

“Después de pasar un año con la vida en suspenso, creo que la gente tiene cada vez más claro lo que es importante para ella y lo que está dispuesta a soportar”, afirmó.

En un informe reciente sobre el futuro de las citas, la aplicación Tinder asegura que sus usuarios se han vuelto más sinceros y transparentes en cuanto a los límites personales. También predice que los usuarios seguirán siendo más honestos y auténticos cuando termine la pandemia.

Goldstein, de Three Day Rule, dijo que muchos de sus clientes se han vuelto menos superficiales. En el pasado, sus criterios solían mencionar la altura o la riqueza. Ahora hay más gente que le da prioridad a las cualidades internas, como el humor o una “mentalidad de crecimiento” y, con la flexibilidad del trabajo a distancia, las citas no están tan restringidas como antes.

“Estamos formando parejas que ahora se suben a los aviones para verse en persona”, concluyó Goldstein. .





Source link