Publicado:

Novatek Green Energy, subsidiaria polaca de la empresa de gas rusa Novatek, advirtió este viernes que cerca de 500 vagones llenos de gas licuado del petróleo (GLP) corren el riesgo de incendiarse ya que la compañía, sancionada por Polonia, ya no tiene acceso a las cisternas y «no puede tomar ninguna medida al respecto».

«Debido a las propiedades fisicoquímicas del GLP, en caso de una parada más prolongada de los vagones en las vías, un aumento de la temperatura exterior que conllevaría un aumento de la presión del gas en los vagones, el gas puede liberarse espontáneamente a la atmósfera e incendiarse, lo que provocaría un fuego potente y difícil de controlar», señala la empresa en un comunicado. 

La compañía instó a las autoridades a garantizar la pronta llegada de las cisternas, que contienen cerca de 40 millones de litros del gas de propano y butano, a las terminales correspondientes.



Source link