En las últimas horas se registraron dos explosiones en las afueras del aeropuerto de Kabul, en Afganistán, que han dejado al menos 15 muertos y más de 60 heridos, según informó la cadena Deutsche Welle.

Según el medio afgano Ariana News, la primera de las explosiones tuvo lugar cerca de las 18.20 horas de Kabul, en una de las puertas del aeropuerto.

A través de imágenes y videos difundidos por medios locales pueden verse varios cuerpos sin vida, mientras que personas heridas por el atentado son trasladadas a hospitales.

La ONG italiana Emergency informó en su cuenta de Twitter que “cerca de 60 pacientes heridos en el ataque en el aeropuerto” han llegado al centro médico de dicha organización en Kabul.

John Kirby, portavoz del Pentágono, confirmó en un posteo que hay estadounidenses entre los fallecidos del “ataque complejo”.

De acuerdo con Kirby, una de las explosiones tuvo lugar cerca del Hotel Baron, próximo a una de las puertos del aeródromo, donde se produjo la otra detonación.

El periódico norteamericano Wall Street Journal ha asegurado que entre las víctimas fatales hay cuatro marines, mientras que otras fuentes aumentan el número de soldados muertos a once.

Desde el gobierno de los Estados Unidos se afirma que el ataque podría ser obra de la rama afgana del grupo Estado Islámico, que está enfrentado a los talibanes.

Talibanes heridos

Fuentes del Talibán, grupo que controla prácticamente todo el territorio afgano tras la retirada de las tropas estadounidenses, informaron que de momento se ha tenido noticia de 13 fallecidos, entre los que figuran niños.

Asimismo, han anunciado que algunos de sus milicianos también resultaron heridos en una de las explosiones.

Según consigna Deutsche Welle, el pasado miércoles se emitió un aviso desde la embajada de EEUU en el país, en la que se advertía a los ciudadanos estadounidenses por “amenazas de seguridad” en los alrededores del aeropuerto e instaban a los mismos a mantenerse alejados.





Fuente