Publicado:

Hunter Biden está siendo investigado, entre otras cosas, por posibles infracciones penales de las leyes fiscales estadounidenses.

Casi un año y medio después de las últimas elecciones presidenciales de EE.UU., y cuando Joe Biden ya «está a salvo en la Casa Blanca», el diario The New York Times ha decidido «reconocer silenciosamente» la autenticidad de los correos electrónicos del hijo del mandatario, Hunter Biden, que lo implicaban en escándalos de corrupción en Ucrania, reporta el periódico New York Post.

Este miércoles, el primero de esos rotativos publicó un artículo sobre la investigación que se lleva a cabo contra Hunter Biden por posibles infracciones penales de las leyes fiscales estadounidenses, así como por supuesto cabildeo extranjero ilícito y lavado de dinero. Hunter Biden fue miembro de la junta directiva de la compañía de gas ucraniana Burisma, en momentos en que su padre, entonces vicepresidente de EE.UU. (2009 – 2017), dirigía las relaciones diplomáticas con Kiev bajo la Administración de Barack Obama.

Biden anuncia un nuevo paquete de asistencia militar a Ucrania con sistemas de defensa antiaérea de largo alcance

La nota del New York Times se basa en los correos electrónicos obtenidos de una computadora del hijo del mandatario y que datan de abril del 2014, poco después del golpe de Estado en Ucrania apoyado por EE.UU. Entre otras cosas, esos mensajes detallaban los planes de Hunter en Burisma y reuniones de su padre con ejecutivos de esa compañía tanto en Kiev como en Washington. Casi al final del artículo, el periódico brevemente señala que esos documentos son verídicos.

«Simplemente no querían hablar»

Finalmente han decidido informar sobre esta noticia, al ‘descubrir’ ahora que los intereses comerciales de Hunter Biden se habrían beneficiado del estatus político de su padre, critica el autor del artículo del New York Post. Además, considera que el otro periódico neoyorquino se «está burlando» del público estadounidense, por la forma y el momento en que da a conocer ese asunto.

«Desde el principio sabían que la información» de los correos electrónicos y la computadora «era real, simplemente no querían hablar» de ello, reprocha al acusar al New York Times de «sinvergüenza».

‘Desinformación rusa’

En octubre del 2020, pocas semanas antes de las presidenciales estadounidenses, el New York Post reveló dichos correos electrónicos, exponiendo el presunto tráfico de influencias de la familia Biden. Entretanto, el New York Times encabezó los esfuerzos de la prensa para desacreditar esa información. Muchos medios y miembros del equipo de campaña del Partido Demócrata recurrieron a una carta, firmada por decenas de exfuncionarios de inteligencia, en la que se afirmaba sin pruebas que el escándalo de corrupción era producto de la desinformación rusa.

Facebook y Twitter también decidieron censurar el tema relacionado con la familia Biden, argumentando que sus medidas respondían a un «proceso estándar para reducir la propagación de información falsa«. Por su parte, New York Post criticó el bloqueo, calificando a esas redes sociales de «máquinas de propaganda» que trataban de ayudar a Joe Biden en su campaña electoral.



Source link