El diputado Gustavo Zubia no acepta una entrevista con El Bocón, tan guapo que parecía, y ahora arruga conmigo. ¿Tendrá miedo de hablar de los 120.000 dólares que le cobró a Edgardo Novick para ir al Partido de la Gente? Lo desafío a una entrevista periodística Zubía. Responda.

La verdad que dar la cara ahora, y tratar de explicar cómo se vistió de mercenario, utilizando a los medios de comunicación y los programas que se hacía el macho, diciendo que se ofrecía a los partidos menos al Frente Amplio, no debe ser tarea sencilla.

Quizás sospeche que tenemos en nuestro poder una copia del recibo que firmó a cambio de agarrar todo ese dinero en efectivo en la mano en su casa de Colón.

Y Novick debería explicar el origen de tanto dinero en efectivo que tenía en el piso 40 del Club de los Ricos.



Fuente