Al menos tres personas murieron y un policía resultó herido este viernes tras un enfrentamiento armado entre pobladores de dos municipios indígenas que mantienen un añejo conflicto limítrofe en el oeste de Guatemala, informó una fuente oficial.

El enfrentamiento ocurrió en una zona que se disputan los municipios de Ixchigúan y Tajumulco, en el occidental departamento de San Marcos, fronterizo con México, dijo a Radio Sonora el ministro del Interior, David Napoleón Barrientos.

«No podemos permitir que continúen los enfrentamientos entre las comunidades de Ixchiguán y Tajumulco (…) que dejan este día tres personas fallecidas y un comisario de la policía herido», indicó el jerarca.

Barrientos señaló que tras los nuevos incidentes «se ha instalado una mesa de crisis para solucionar el conflicto» en esa región, asentada entre las montañas del altiplano y asediada por el narcotráfico con cultivos de amapola.

Ambos municipios mantienen una disputa desde hace 80 años debido a un problema de límites que se ha intentado resolver en mesas de diálogo dirigidas por el gobierno.

En diciembre, un conflicto similar de más de 100 años entre los municipios indígenas de Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán, también en el oeste, provocó una masacre de 13 personas, entre ellas tres niños y un policía.

El 7 de enero, un contingente de más de 6.500 policías, soldados y fiscales que se disponía a realizar allanamientos y detenciones en el marco de la investigación de la masacre, fue atacado a tiros en una comunidad de Nahualá, con saldo de un uniformado muerto y una veintena de heridos.

hma/yow





Fuente