Publicado:

De acuerdo con las estimaciones, los suministros planificados podrían constituir una tercera parte de la energía calorífica que Alemania importa desde Rusia.

El consorcio energético alemán E.ON AG y la empresa australiana Fortescue Future Industries (FFI) han anunciado este martes una colaboración estratégica encaminada a reducir la actual dependencia del gas ruso que se observa en el mercado europeo.

En el marco del memorando de entendimiento firmado este martes, ambas compañías se comprometen a suministrar a Europa para el año 2030 hasta cinco millones de toneladas anuales de hidrógeno verde, «alimentado por los inmensos recursos renovables de Australia».

Europa estima que dependerá de los combustibles fósiles rusos hasta 2027

De acuerdo con las estimaciones de la empresa alemana, los suministros planificados podrían constituir una tercera parte de la energía calorífica que el país europeo importa desde Rusia y ayudaría a descarbonizar a miles de medianas empresas en Alemania, los Países Bajos y otras localidades europeas donde E.ON ofrece sus servicios energéticos.

«Esta colaboración histórica marca una ambición más amplia de E.ON y FFI para liderar la descarbonización de Europa y reforzar la seguridad de los suministros de la energía verde en un momento cuando Europa necesita reducir su dependencia energética de los combustibles fósiles rusos tan pronto como sea posible«, reza el comunicado.

El pasado 16 de marzo, el consorcio alemán anunció la suspensión de nuevas compras de gas natural a los comerciantes europeos subsidiarios de Gazprom en apoyo a las sanciones impuestas a Moscú por la UE tras el inicio del operativo ruso en Ucrania.

Debido a las medidas restrictivas y los llamamientos a ampliar las sanciones antirrusas al sector energético del país, los Estados europeos se vieron obligados a buscar nuevas oportunidades para diversificar los suministros de la energía. En concreto, el bloque comunitario declaró la semana pasada que reducirá gradualmente su dependencia del petróleo y el gas suministrado por Rusia para el año 2030.

A su vez, el presidente ruso Vladímir Putin anunció el 23 de marzo que su país solo aceptará pagos en rublos rusos por el suministro de gas a los países no amistosos.



Source link