Foto Ilustrativa. Casa Rosada. Buenos Aires.

En el inmueble se encontraban el presidente Alberto Fernández y otros funcionarios y trabajadores, pero no hubo necesidad de evacuarlos porque se comprobó que no había riesgo alguno.

La emergencia se puso en marcha después de que un anónimo llamara al 911, número de emergencias, y asegurara que iban a poner la bomba, lo que resultó ser falso.

Dieron aviso desde esa fuerza al gobierno nacional y se activó el protocolo de seguridad en Casa Rosada. Después de la revisión a cargo del escuadrón antibombas, se decidió no evacuar. El informe de la Policía Federal, que coordinó el operativo con Casa Militar, dio negativo a las 13:07 de este jueves 30 de diciembre.

«Se realizó una exhaustiva recorrida por todo el edificio y el perímetro sin ninguna novedad. No se evacuó al personal porque la amenaza telefónica decía que iban a colocar una bomba», explicaron fuentes oficiales del vecino país.

La llamada provino de la ciudad de Olavarria, provincia de Buenos Aires», indicaron desde Presidencia, sobre el origen de la amenaza que está siendo investigada. Se recibió en el 911 a las 11:49 del jueves.



Fuente