El juego va a estar disponible en PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series y PC

La cultura japonesa está cada vez más presente como un elemento central en el mundo de los videojuegos. Títulos como Ghost of Tsushima o Ghostwire: Tokyo son algunos de los exponentes más relevantes de estos últimos años, pero lejos están de ser los únicos. Desde el terreno independiente, publicado por Devolver Digital llega esta semana Trek to Yomi, un videojuego descrito como una clásica historias de samuráis con un apartado visual altamente cinematográfico.

En el antes mencionado Ghost of Tsushima, los jugadores pueden optar por vivir su aventura en blanco y negro y con algunos filtros que buscan recrear esa sensación de las películas de samuráis dirigidas por Akira Kurosawa en los años 50. Se puede decir que Trek to Yomi está prácticamente centrado en esa manera de vivir la experiencia, pero a diferencia del título de Sucker Punch Productions, la libertad de movimiento es mucho más restringida, lo que permite una experiencia más “curada” desde lo visual.

Trek to Yomi explora temáticas típicas de las historias de samuráis e involucra al jugador con algunas decisiones a lo largo del camino (Foto: captura)
Trek to Yomi explora temáticas típicas de las historias de samuráis e involucra al jugador con algunas decisiones a lo largo del camino (Foto: captura)

La trama pone a los jugadores en la piel de un samurái que vio a su maestro morir a manos de un despiadado guerrero. Años después, es el encargado de repeler un ataque enemigo a su pueblo, pero cae en una trampa que pone en peligro a su amada. Constantemente en los diálogos y pequeñas cinemáticas se abordan esos temas que no pueden faltar en una historia de samuráis, como el honor, el deber y el destino. Son ideas y valores que gran parte de la sociedad japonesa sostiene incluso hoy, pero que siempre se vive de manera mucho más épica cuando hay katanas de por medio.

Sin entrar demasiado en el terreno de los spoilers, Yomi es una de las expresiones japonesas que hace referencia al inframundo, por lo que los jugadores también se van a topar con unos cuantos elementos sobrenaturales en esta experiencia cinematográfica, así como también criaturas mitológicas y muchas nociones sobre los antiguos dioses nipones. Adicionalmente, el viaje del protagonista cuenta con algunas decisiones alrededor de su historia personal y los valores del samurái que, complementadas con la exploración, pueden brindar una experiencia diferente a cada jugador.

El título divide su estructura en capítulos que marcan momentos clave en el viaje del protagonista (Foto: captura)
El título divide su estructura en capítulos que marcan momentos clave en el viaje del protagonista (Foto: captura)

La jugabilidad de Trek to Yomi cuenta con dos apartados bien definidos. Por un lado, los jugadores se pueden mover libremente por algunos escenarios con la posibilidad de explorar rincones, habitaciones y pasillos que pueden contar con todo tipo de recompensas. A lo largo de la aventura pueden aumentar su barra de vida y de aguante (stamina), así como también encontrar ataques especiales, coleccionables, personajes que requieren ayuda o puntos de guardado secretos, entre otras cosas.

Algunos caminos alternativos recompensan al jugador y permiten eliminar a grupos grandes de enemigos sin necesidad de enfrentarse a cada uno. Por su parte, los variados objetos coleccionables, muchas veces muy bien escondidos, aportan información del periodo Edo a través de diferentes objetos típicos de la época. También comparten mucha información sobre distintas deidades de la mitología japonesa que complementan todo lo que el protagonista vive en su particular viaje.

Dominar los distintos combos y técnicas especiales es tan importante como explorar cada rincón de los escenarios (Foto: captura)
Dominar los distintos combos y técnicas especiales es tan importante como explorar cada rincón de los escenarios (Foto: captura)

La otra mitad de la jugabilidad es el combate, que pone al protagonista en un escenario en dos dimensiones, con enemigos acercándose de ambos lados de la pantalla. A medida que se avanza en la aventura, el protagonista aprende nuevas técnicas de combate y combos más largos para poder lidiar con enemigos más poderosos y rivales mejor protegidos. Con contraataques, armas secundarias y un amplio abanico de combos, los recursos a la hora de combatir son muy variados, pero la jugabilidad no se siente tan pulida, lo que muchas veces hace que la fuerza bruta también sea una manera válida de avanzar sobre los enemigos sin pensar demasiado.

Las secciones de combate se sienten como un punto medio entre el clásico de arcades Kung Fu Master, donde los jugadores avanzan por diferentes niveles anticipando enemigos de un lado y del otro, y el reciente Sifu, donde el protagonista va aprendiendo nuevos combos que permiten eliminar amenazas con más rapidez y efectividad. Todo esto, por supuesto, con katana en mano.

La posición de la cámara logra generar momentos de tensión, expectativas enormes o mucha épica, según corresponda (Foto: captura)
La posición de la cámara logra generar momentos de tensión, expectativas enormes o mucha épica, según corresponda (Foto: captura)

De todas maneras, en los momentos donde el gameplay no logra innovar o mantenerse fresco es donde entra en juego el aspecto más destacable de Trek to Yomi: lo cinematográfico. Hay cierta variedad de enemigos a lo largo de la aventura, pero lo que hace que cada enfrentamiento se sienta interesante y novedoso son los recursos cinematográficos, como el ángulo de cámara, el uso de la iluminación y, por supuesto, la impactante escenografía. Trek to Yomi fue diseñado para darnos postales bellísimas constantemente y es de esos juegos que van a llenar el disco rígido de capturas como las que acompañan esta nota.

Lo más interesante de ese aspecto es que el jugador solamente avanza y explora escenarios con ciertas limitaciones mientras la cámara parece estar en manos de un experto director que sabe exactamente dónde poner el lente para sacarle el mayor provecho a lo que se está viendo. Es un gran trabajo por parte del estudio Flying Wild Hog, que utilizó el motor Unreal Engine para crear impactantes escenarios en 3D que brillan a pesar de ser mostrados en blanco y negro.

Los jugadores deben superar algunos acertijos y enfrentarse a distintos jefes que cambian mínimamente el ritmo de la aventura para que no resulte monótona (Foto: captura)
Los jugadores deben superar algunos acertijos y enfrentarse a distintos jefes que cambian mínimamente el ritmo de la aventura para que no resulte monótona (Foto: captura)

Trek to Yomi, dependiendo del nivel de dificultad elegido y el grado de exploración, es una experiencia que se puede superar en unas cinco o seis horas. Gracias a muy buenas actuaciones de voz en japonés y una estética que se respeta incluso en los menús del juego, se trata de una aventura muy inmersiva e ideal para los fanáticos de los samuráis y todo lo que rodea a dicha temática. Es cierto que la trama no resulta del todo innovadora al girar en torno a la venganza y el camino del héroe, pero los distintos elementos que componen Trek to Yomi se complementan a la perfección para dar un título entretenido, interesante y hasta con cierto grado de rejugabilidad.

SEGUIR LEYENDO:





Fuente