El viernes 12 de agosto, Antel dejó habilitadas dos radiobases en las  localidades de Paso Bonilla y Sauce de Batoví, ubicadas en el  interior rural de Tacuarembó.

El presidente de Antel, Gabriel Gurméndez, visitó el departamento para inaugurar esta nueva infraestructura.

En Paso Bonilla, la antena se encuentra en la Seccional 13; mientras que en Sauce de Batoví, en la escuela N° 53, gracias al convenio firmado oportunamente con la Anep.

Lo acompañaron el intendente de Tacuarembó, Wilson Ezquerra; la vicepresidenta de OSE, Susana Montaner; el secretario general de la Intendencia, Omar Menéndez; el alcalde de Paso de los Toros, Luis Irigoin; el subjefe de Policía de Tacuarembó, Líber de los Santos; la directora de la escuela N° 53, Alejandra Rossimo; representantes locales, jerarquías del Ministerio del Interior e integrantes de dichas comunidades.

Subsanar una gran inequidad

Gurméndez destacó en ambos lugares que esto forma parte de uno de los proyectos estratégicos de la empresa desde el comienzo de la gestión del actual Directorio, de llevar la conectividad a 90 localidades del interior rural profundo del país.

Este proyecto, que comenzó en Paso del Cerro en Tacuarembó y que tiene más de 50 localidades conectadas, busca “subsanar una gran inequidad” y “generar igualdad de oportunidades”, porque hoy “la conectividad es la vida misma”.

Esta “dramática desigualdad” supuso que los habitantes de estas localidades no pudieran acceder a los beneficios del teletrabajo, la educación a distancia o de salud durante la pandemia.

“El Uruguay no les estaba dando la misma igualdad de oportunidades, que siempre fue lo nuestro. Entonces, Antel está cumpliendo en subsanar este rezago, que es un clamor muy fuerte en el interior”, aseguró.

Esto contribuirá, además, que las nuevas generaciones continúen arraigadas al medio rural.

Fibra óptica a Iporá y San Gregorio

Hasta el momento, en el departamento de Tacuarembó, se dio conectividad a Paso del Cerro, Punta de Cinco Sauces, Las Toscas de Caraguatá, Cuchilla de Peralta, Montevideo Chico y Tambores.

Anunció que este año se iniciarán las obras de fibra óptica en el balneario Iporá y en San Gregorio de Polanco. Además, se llevará la conectividad móvil a Rincón de Zamora, Paso de los Novillos y Cerro del Pastoreo.

“Antel no estaba llegando a estos lugares y nosotros queremos estar ahí, porque nuestra obligación como empresa pública es llegar con el servicio, con la conexión de las telecomunicaciones y tratar de dar un servicio adecuado, de buena calidad y buen precio; eso es lo más importante. Nuestros recursos, nuestro foco, nuestra inversión y nuestra dedicación tienen que estar en eso y no distraernos en otras cosas que no son las relevantes y esenciales”, subrayó.

Corregir inequidades

El intendente Ezquerra destacó la “importancia” de esta jornada para los habitantes de Paso Bonilla y Sauce de Batoví.

Agradeció al presidente de Antel por su “conocimiento del país” y de las “necesidades del interior profundo”, que permiten “corregir algunas inequidades”.

A su entender, la instalación de estas radiobases posibilitan que niños, trabajadores, jubilados y pensionistas “tengan la oportunidad hoy de estar conectados al mundo”.

“Muchas veces en Montevideo, desde un escritorio, no se conoce esta realidad. Y muchas veces se hace oídos sordos, porque somos pocos o no incidimos en el gran volumen de los tres millones y medio de habitantes del Uruguay. Pero, hoy, los mil y pico de personas que van a acceder a la conectividad, van a vivir otra realidad”, sostuvo. (Fuente Comunicación Antel)

 



Fuente