infobae

Al menos 669 kilogramos de cocaína intentaban comercializar tres ciudadanos colombianos y uno de la Unión Europea (UE) cuando fueron capturados en Moscú, por el Servicio Federal de Seguridad (FSB) ruso, antiguo KGB.

Así lo dio a conocer el Servicio de Seguridad, en una publicación realizada por la agencia de noticias Interfax: “Los órganos de seguridad detectaron intentos de vender en Moscú una partida al por mayor de cocaína latinoamericana. Como resultado de las verificaciones, las unidades del FSB detuvieron a tres extranjeros, ciudadanos de Colombia y uno de los países de la UE”.

Su plan para hacerse millonarios estaba dividido en varias etapas, de las cuales, la primera –entrar a territorito soviético para recibir en la capital el cargamento previamente trasladado a Rusia–ya había sido concretada.

Una parte sería vendida en Moscú y el resto sería empaquetado para comercializarse en países de la Unión Europea (Alemania, Bélgica, Países Bajos, Italia, Suecia, etc.). Por valores elevados que, al por mayor, podrían dejar ganancias de hasta 30 millones de dólares y, al por menor, cerca de 73 millones.

“Los narcotraficantes utilizaron para este delito un almacén arrendado en la región de Moscú a nombre de una identidad falsa. Allí, reempaquetaron minuciosamente las mercancías prohibidas para dificultar su detección en los puestos fronterizos”, reveló el FSB.

Sin embargo, los expendedores fueron capturados y el material probatorio incautado, para iniciar un proceso tráfico de drogas en el que podrían enfrentarse a penas de hasta 20 años en la cárcel, de acuerdo con la agencia EFE.

Con sablazo incluido al gobierno del expresidente Iván Duque, el representante de Rusia en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vassily Nebenzia, elogió la gestión en materia de paz en Colombia del presidente de la República, Gustavo Petro, en la sesión del Consejo de Seguridad que se llevó a cabo el miércoles 11 de enero, en la que se revisaron los avances en la implementación del acuerdo de paz con la extinta guerrilla de las FARC.

“Las nuevas autoridades en Colombia han hecho más por la reconciliación en seis meses que la antigua administración en cuatro años”, expresó el diplomático durante su intervención.

Destacó también el trabajo del nuevo mandatario en temas como la reforma agraria, los procesos de reintegración de los excombatientes, las iniciativas que se tramitan en el Legislativo para la construcción de paz, aunque señaló que el proceso continúa.

“Como señalan los mismos colombianos, todavía falta mucho por hacer. Se debe prestar particular atención a la seguridad de los activistas (líderes sociales) y antiguos miembros de las FARC, así como a los programas de sustitución de cultivos, y fortalecer la autoridad del Estado a nivel local”, afirmó.

Nebenzia calificó de positivo que el gobierno Petro trabaje por conseguir el cese de hostilidades con el resto de grupos al margen de la ley y sostuvo que estas acciones merecen el respaldo internacional, en especial porque, en algún momento, se logró un cese al fuego con cuatro de esas estructuras criminales; por lo que aconsejo que se establezcan mecanismos de verificación de los mismos.

Y mencionó que su país está dispuesto a brindar apoyo al proceso de paz que, actualmente, se lleva con el ELN. El cual concluyó su segundo ciclo de diálogos en México, desde donde se propuso incluir en un siguiente encuentro a las víctimas, y se estableció que el tema del cese se discutirá en la tercera tanda de conversaciones.

“Si desde Bogotá solicitan el apoyo del Consejo, estamos dispuestos a considerar diversas opciones para el acompañamiento internacional del eventual acuerdo”, puntualizó.





Fuente