La ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, descartó la propuesta de la Cámara de Industrias (CIU) y la Cámara de Comercio y Servicios del Uruguay (Ccsuy) para que las empresas puedan contratar nuevos empleados con salarios equivalentes al 70% de lo que establecen los laudos vigentes en los diferentes sectores de actividad.

“La respuesta del gobierno y la recuperación del empleo para las empresas va por otro lado. Esa no es una propuesta del gobierno”, dijo Arbeleche, en diálogo con Radio Sarandí, al ser consultada por la iniciativa de las cámaras empresariales.

En ese sentido, la jerarca destacó el hecho “histórico” de que en las pautas para la novena ronda salarial “se separó a las micro empresas del resto con una recuperación salarial menor atendiendo a una realidad más compleja”.

“Las empresas más pequeñas tienen una situación distinta a las más grandes. Por lo tanto entendimos que la pauta salarial tenía que ser diferente,
protegiendo a la pequeñas empresas y a los trabajadores de las pequeñas empresas”, apuntó.

Arbeleche señaló que la gran preocupación de todos los actores involucrados es el empleo y sostuvo que no es suficiente con recuperar los 60 mil
puestos de trabajo perdidos en pandemia sino que es necesario crear más puestos de trabajo.

En esa línea, la titular del MEF señaló que hay “señales e indicadores auspiciosos” en el mercado laboral. “Cuando presentamos la Rendición de Cuentas hablamos de que se iban a crear unos 30 mil puestos de trabajo.

Sin embargo, con los datos que ya tenemos del primer semestre, donde se crearon 28.700, hoy creemos que vamos a estar más cercanos a los 45 mil
en 2021”, explicó.

Este lunes, el presidente de la CIU, Alfredo Antía, defendió la propuesta de las cámaras y dijo que surge porque las más pequeñas y medianas empresas
tenían dificultades para pagar salarios que «estaban por encima de la productividad media», y por eso «terminaban dejando gente afuera del sistema de trabajo».

«¿Cómo podemos entender en Uruguay que puede ganar lo mismo un funcionario de una empresa de cinco trabajadores que una de 500?», cuestionó.

Antía también respondió a quienes criticaron la propuesta, entre ellos el PIT-CNT, por considerarla como una precarización del trabajo: «Dicen que
se corta el hilo por el eslabón más delgado, ¿no será una cuerda que estamos tirando para que el PIT-CNT lo vea con esta mirada y agregue todas
las garantías? Lo que planteamos es temporal y con todas las garantías».

Al igual que en el resto de la economía, la recuperación de la actividad industrial en este 2021 ha sido con menores niveles de empleo. Si bien los
puestos ocupados en la industria crecieron un 12% frente al segundo trimestre de 2020, se mantienen un 5% debajo del nivel de 2019 y 9% respecto de
2018. Por su parte, el rezago en las horas efectivamente trabajadas es aún mayor: entre abril y junio de 2021 el Índice de Horas Trabajadas elaborado
por el Instituto Nacional de Estadística (INE) se contrajo un 7% frente a 2019 y 12% en comparación con 2018.

En el caso del comercio y los servicios, es un sector que si bien tuvo mejoras de desempeño en casi todos sus rubros, sigue golpeado por la pandemia.
En el segundo trimestre las ventas cayeron 1,3% en la comparación interanual y se completaron 27 meses con variaciones negativas, según la última
encuesta divulgada por la gremial del sector.



Fuente