“Los cuatro países (por Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay) son altamente competitivos en bienes agroalimentarios, commodities, y tienen una enorme proyección internacional en base a su sector agroindustrial. Esto a veces nos hace perder de vista que, para el desarrollo y proyección de nuestra industria, el incremento de la competitividad y la innovación en los procesos productivos, es clave para fortalecer el mercado común”, agregó el diplomático.

Neme, referente de la diplomacia argentina, habló claro en un foro público, y eso fue divulgado con destaque por la cancillería argentina: “Es fundamental para la industria argentina resguardar el Mercosur, que tiene como primer destino internacional los países del bloque. Desde este punto de vista es clave pensar que para la reconstrucción del tejido social y productivo es necesario fortalecernos como bloque y no pensar en salidas individuales”

“El Mercosur constituye la plataforma de proyección internacional por excelencia para la Argentina y la región. Como bloque tenemos otra palabra y otro peso en el contexto internacional a la hora de iniciar negociaciones con el resto de los bloques regionales y terceros países”, agregó el jerarca argentino durante una actividad con empresarios sobre “el Mercosur: Presente y Futuro”.

“El Mercosur tiene que respaldarse en el artículo 1 del Tratado de Asunción, que manifiesta que las negociaciones con terceros países y bloques regionales se hacen en conjunto. No compartimos la posición de que cada país inicie negociaciones de manera individual. La fortaleza del Mercosur está en una proyección internacional conjunta, que le da mayor capacidad de negociación, donde podemos obtener mayores ventajas y estamos convencidos que desde este punto de vista se puede fortalecer la economía”, advirtió el funcionario del gobierno argentino.

 

 



Fuente