Publicado:

El sospechoso no se detuvo ni siquiera cuando las ruedas del vehículo estallaron en una lluvia de chispas que derivó en incendio.

Durante dos horas, por calles de Los Ángeles y diversas vías del condado de Orange, en California (EE.UU.), estuvo la Policía persiguiendo un camión hasta que sus ruedas se incendiaron y prendieron fuego a la cabina.

La ‘cacería’ comenzó en la mañana de este martes en Buena Park, al sudeste de Los Ángeles, tras una denuncia por el robo de un vehículo. Perseguido por patrullas de varios departamentos policiales de California, el sospechoso se dirigió hacia la ciudad y luego de vuelta al condado de Orange.

Su trayecto fue desacelerado con bandas de pinchos tendidos en la vía, pero el conductor siguió adelante pese a que los neumáticos se destrozaron y los rines echaban chispas.

Solo cuando las ruedas se incendiaron y las llamas pasaron a la cabina, el sospechoso detuvo el camión en Bellflower y siguió a pie su fuga. Saltando cercas, el delincuente fue monitoreado por los medios con ayuda de un helicóptero, desde el que se le vio perder el calzado e incluso los pantalones.

Aunque desapareció de las imágenes por un rato, pronto fue capturado por la Policía. Los agentes de seguridad todavía no han revelado su nombre ni los cargos a los que se enfrentará.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!



Source link