Los privilegios siempre existieron desde la época de la dictadura cívico-militar.

Pero en lugar de terminarse en esta seuda Democracia aún siguen vigentes.

El General Pereyra en el ESMADE miró el partido de Uruguay con su acompañante permanente la Dra. Fortunato con una buena picada y bebidas en la cámara de oficiales, mientras tanto en la oficina de al lado el Mayor Carlos Sánchez ayudante del general Pereyra miraba el partido con una de sus secretarías Lucía Rossi (en la foto) con un atuendo muy especial y una picadita incluida con un buen mate.

¡Qué lindo que pasan!

Mientras tanto el personal Subalterno comiendo arroz.



Fuente