Hace tres años publiqué un análisis que preguntaba de dónde vino a Uruguay la Plata de la campaña de Juan Sartori.

Se rieron de Él Bocón.

Amarillismo dijeron.

Hoy vuelvo a preguntar.

¿Por qué no quiere mostrar el patrimonio de su mujer Rusa?

La Mafia Rusa fue denunciada por el recluso Martín, dando coimas con nombres y apellidos (además de profusa documentación), cuyo expediente está perdido en un cajón de la fiscalía de Rivera desde hace dos años.

 

Escuché a la fiscal que imputó a Astesiano.

Capté qué nos va a sorprender aún más esta causa.

Esto es muy pero muy grosso. Aún no se hace la investigación que corresponde y que puede destapar una red Nacional e Internacional de estafadores.

Astesiano es solo una mojarrita.

 

Hay una red de trata de personas y de lavado de dinero que está estrechamente relacionada con la causa Astesiano que aún no ha sido investigada.

Estos tres imputados, son solo una pieza del esquema internacional ruso de estafadores.

La alerta vino de México.

Es muy grosso.

¿Investigarán?

 

¿Ustedes saben la logística que se necesita para falsificar un pasaporte?

Hay una organización internacional que utiliza a estas mojarritas como Astesiano de Uruguay.

Busca corruptos y expertos uruguayos.

Paga coimas a jerarcas y los involucra con su silencio.

¡Esto es grosso!

El Presidente debe ser citado a declarar por su estrecha relación con el imputado y su esposa, ahora separada también.

 

Los medios uruguayos grandes van a intentar canalizar todo este desastre solo en Astesiano.

Será el “Malo de la película” que nos mostrarán.

Inteligencia del Ministerio del Interior tapaba todo si no hubiera venido la Alerta desde México.

Ahora la fiscalía puede hacer algo histórico.

Pero…



Fuente