Por Jorge Bonica Sierra.-

WhatsApp 098344228

 

«Astesiano era un perejil»

Dijo la Senadora del Partido Nacional Graciela Bianchi.

 

«Astesiano era un charlatán y un funcionario de baja categoría”

Dijo el Senador del Partido Nacional Sebastián Da Silva.

 

Estos dos senadores sin votos propios y que fueron electos porque Lacalle Pou los puso en una lista sábana, salieron a intentar defender lo indefendible.

Sin embargo, Astesiano quedó demostrado que era el principal operador político del presidente.

Le hacía los trabajos sucios y los contactos internacionales al presidente.

El presidente lo necesitaba a Astesiano de tal manera que hasta en sus vacaciones personales al exterior con sus hijos y ya separado de su esposa, llevaba a Astesiano como su único acompañante.

¿Iba a llevar a un perejil?

¿Iba a llevar a un charlatán?

Astesiano es un avión a chorro, impresentable, sin escrúpulos y por sobre todas las cosas, un estafador patológico.

Se movía en un sistema mafioso, y como le tipificó la fiscalía, era integrante de una asociación para delinquir que no dirigía él.

Esa asociación ilícita tiene miles de ramificaciones que van a sorprender a toda la gente honrada.

La oposición política del Frente Amplio no puede accionar porque tiene la cola sucia de tanta corrupción que tuvo en sus 15 años de gobierno.

Lo único que le interesa a la casta política es seguir chupando la teta del Estado uruguayo.

Seguirnos chupando la sangre como garrapatas humanas que son esta manga de sinvergüenzas.

Solo piensan y operan para las próximas elecciones.

Ahora cuando falte poco para las próximas elecciones van a bajar un poco algunos impuestos personales y abrirán un poquito las canillas y volveremos como idiotas a votarlos a estos parásitos.

 



Fuente