Julio Alvarez vecino del Centro de Barrio Número 5 El Molino, desde hace 7 años está integra la Comisión administradora del mismo. En la reciente elección ha sido electo nuevamente presidente, cargo que asumió esta semana.

Nuestro diario dialogó con él, quien nos habla sobre el significado de este cargo para él y cómo se trabaja en el Centro de Barrio:

“Asumo nuevamente este desafío, seguiré trabajando. Se han sumado a la comisión gente joven, que quieren trabajar y eso le va a hacer mucho bien al Centro de Barrio. Tenemos varias actividades y objetivos planificados, actualmente el principal es la ampliación de la policlínica, queremos construir una sala de espera, un consultorio más y un baño, que esperamos que se pueda concretar este año o del próximo. También tenemos proyectado cerrar más el predio del Centro de Barrio, construir un muro que delimite el predio del mismo en la parte que aún tiene alambrado”.

En este Centro de barrio es el único lugar que se entrega “el plato caliente” a la noche: “Desde que comenzó a implementarse en el mes de junio ha sido constante la entrega del plato caliente a aquellas familias más necesitadas. Son unas 350 familias que han retirado el mismo, aunque en los últimos días ha descendido el número. Es de destacar que en la mañana los funcionarios del centro de barrio dejan toda la verdura pelada, lavada y en condiciones, en la tarde el cocinero se encarga de la elaboración  y a las 19 se hace  la entrega. Algunas personas desde las 17 hs ya están haciendo la cola, vienen de los barrios cercanos e incluso de algunos lejanos, como de Los Molles”.

“Queremos que los vecinos disfruten de este lugar, que aprovechen los servicios que se brindan y sin dudas que nos comprometemos a mejorar la infraestructura del centro de barrio y la atención en las diferentes áreas”. 



Fuente