aullido

Muchas veces te habrás preguntado por qué los perros aúllan sin razón aparente y el por qué de ese aullido. Aunque existen infinidad de razas de perros, muchas genéticamente modificadas de manera artificial, todas tienen el mismo antepasado: el lobo.

Este aspecto es el que puede dar respuesta, a día de hoy, a muchos de los comportamientos de las mascotas y de cómo se relacionan con el entorno. Uno de estos comportamientos que mayor se asemeja al lobo salvaje es precisamente el aullido de perro.

Aullido para marcar territorio. Uno de los comportamientos que emplean los perros para avisar al resto es el aullido. Si trasladamos esto a la realidad de nuestra mascota, es bastante común que nuestro perro se ponga a aullar cuando algún extraño pasa cerca de tu casa o algún perro desconocido entra, pues bien, tu mascota querrá dejar claro que ese es su territorio y el de su familia.

Aullido por dolor o molestia. Este tipo es fácilmente reconocible, ya que es un aullido totalmente diferente, suele ser entrecortado y en un tono muy bajo. Normalmente, este tipo de aullido está acompañado de un comportamiento extraño como por ejemplo falta de actividad o falta de apetito.

Aullido por alegría o celebración. No todos tienen un trasfondo negativo. Los perros, al igual que los lobos, utilizan el aullido para comunicarse con su manada y poder reunirse. Es por eso que, en ocasiones, es un sonido que expresa alegría o satisfacción. Un claro ejemplo es cuando llegas a casa después de estar todo el día fuera o después de unos días de vacaciones sin veros y este se pone a aullar moviendo la cola.



Fuente