Blancos y cabildantes no se ponen de acuerdo. Ahora las diferencias surgen como lograr recursos para los asentamientos.

En las últimas horas, el senador Guido Manini Ríos, propuso “aprovechar o utilizar los Derechos Especiales de Giro (DEG) que se han otorgado al país hace un mes por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La iniciativa del legislador  consiste en hacer uso de los cerca de US$ 585 millones recibidos del FMI para “retirar emisiones de bonos del mercado” por el monto equivalente, y con eso generar un ahorro en “el pago de intereses”. De acuerdo al cálculo de Manini eso implicaría un estimado en US$ 40 millones anuales, que se dirigirían íntegros al fideicomiso de vivienda.

El secretario de Presidencia Álvaro Delgado fue consultado este viernes sobre la propuesta que hizo Cabildo Abierto de financiar el plan de realojo de asentamientos con recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI), y no con impuestos que ahora financian al Instituto Nacional de Colonización, como propone el gobierno en la Rendición de Cuentas a estudio del Senado.

“Lo que me dicen desde Economía es que esto implicaría un endeudamiento con el FMI, no es plata disponible del FMI”, apuntó Delgado en rueda de prensa. “Y ustedes saben el nivel de deuda que tenemos hoy, particularmente con el FMI, esto es algo que hasta ahora no estaba”, agregó, en referencia a la propuesta que el jueves de noche presentó el senador y líder de Cabildo Abierto Guido Manini Ríos.

“Es un préstamo del FMI, que es deuda pública, la alternativa para el fideicomiso es sobre fondos genuinos, no deuda, sino sobre fondos constantes y sonantes”, dijo Delgado en referencia al planteo original del gobierno de financiar el plan de asentamientos con recursos que surgen de impuestos ya existentes que, en vez de ir para Colonización, irían para el fideicomiso de los asentamientos.

“El presidente fue claro en que queremos hacer esto no con endeudamiento sino con fondos genuinos, que no desfinancian a nadie, porque son supervitarios, más otra cantidad de mecanismos que ayudan a darle flujos a Colonización, no se desfinancia”, concluyó.

En la misma línea se manifestó la vicepresidenta Beatríz Argimón “Es un camino que, en lo personal, no lo consideraría”.

Consultada sobre si era de su preferencia volver al FMI, la vicepresidenta respondió: «en realidad no».

De todos modos, insistió en que hay que esperar el planteo formal y evaluarlo , “especialmente por los que lo tienen que decidir”.

 

 



Fuente