Publicado:

Se enfrenta a un aumento de la deuda pública, una crisis energética y una reducción del PIB.

La compleja situación económica que vive Alemania, reflejada en el aumento de la deuda pública, una crisis energética y la reducción de su PIB, han llevado a varios expertos a preguntarse si el país podría dejar de ser considerado el motor económico de Europa.

Imagen ilustrativa

«Creo que Alemania está compitiendo por el título de ‘hombre enfermo de Europa‘», advirtió Thomas Mayer, fundador del Instituto de Investigación Flossbach von Storch, citado este sábado por Bloomberg. Tal etiqueta fue aplicada al país en los años posteriores a la reunificación de 1990, luego de que tal proceso interrumpiera su dinamismo económico de posguerra y generara un desempleo obstinadamente alto.

El Fondo Monetario Internacional advirtió anteriormente que la economía alemana se reducirá en 0,3 puntos porcentuales en el 2023. Además, expertos señalan que el país europeo tendrá dificultades para salir de la fase de recesión este año y que es probable que se convierta en la economía principal con el peor desempeño del mundo. «El bajo rendimiento no es solo una predicción, ya lo estamos viendo», dijo por su parte Joerg Kraemer, economista jefe de Commerzbank AG. 

«Las condiciones generales siguen siendo malas y los indicadores [económicos] adelantados tampoco apuntan a un impulso significativo en la segunda mitad del año», señaló la economista jefe del banco comercial Helaba, Gertrud Traud. 

Asimismo, el medio destaca la «persistente» crisis energética de Alemania, derivada del conflicto en Ucrania, que está paralizando al sector industrial de una economía que ya lucha con una escasez de habilidades, inducida por problemas demográficos y una baja productividad.



Source link