Recibimos y publicamos.-

En la madrugada del viernes 9 de diciembre, en el pinar, la casa de un vecino se incendió.

Una vez que llegó el primer camión de bomberos, estuvieron 7 minutos para conectar las mangueras al camión. Cuando lograron conectarlas, a los 4 minutos se quedaron sin agua, lo que provocó que la casa se consumiera por completo.

Al quedarse sin agua llamaron a otro camión con más bomberos. Siguieron trabajando únicamente 2 de ellos, los demás miraban detrás del cercado. Estos heroicos hombres, arriesgaban su vida sin tener elementos para cubrirse la cara y sin linterna, por lo que se les tuvo que alumbrar con un celular, con el riesgo que conlleva para un civil sin ninguna protección que circule entre el fuego, humo y gas de garrafas que no lograban sacar porque tampoco tenían pinzas para cortar los caños de goma de las mismas.

Transcurrida una hora, se logró apagar por completo el fuego, quedando cenizas de lo que era horas atrás el hogar de una familia.

¿Seguimos derrochando el dinero del pueblo en sueldos estratosféricos a corruptos, y no tenemos ni una linterna, máscaras ni pinza para los que salvan nuestras vidas?



Fuente