Publicado:

El primer ministro británico, Boris Johnson, instó este miércoles a Moscú a tratar «humanamente y con compasión» al ciudadano británico, Aiden Aslin, que fue capturado por las fuerzas rusas en Ucrania. Johnson ha alegado que el prisionero formó parte del Ejército ucraniano y no era un mercenario.

«Aunque disuadimos activamente a la gente de ir a ese escenario en conflicto, entiendo que había estado sirviendo en las fuerzas ucranianas durante algún tiempo y su situación era muy diferente a la de un mercenario», declaró el político. «Espero que sea tratado con cuidado y compasión», expresó.



Source link