Publicado:

La capacitación, que se lleva a cabo en Polonia y otros países europeos, «llevará tiempo», según el jefe de la diplomacia europea.

Los países occidentales ya han comenzado a entrenar a pilotos ucranianos en el manejo de aviones de combate F-16 de fabricación estadounidense, según lo confirmó este martes el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, al margen de una reunión ministerial en el marco del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE, en Bruselas.

El jefe de la diplomacia europea se mostró satisfecho por la noticia y precisó que la capacitación «finalmente ha comenzado en varios países», poniendo a Polonia como ejemplo. Borrell no aclaró cuántos aviadores ucranianos se someten a esta capacitación, que —asegura— «llevará tiempo», si bien abrirá la puerta para que los aviones sean efectivamente suministrados a Ucrania.

Borrell sobre China: "Si no nos gusta su comportamiento, no podremos ser buenos amigos"

Borrell comparó las dudas que suscita el envío de aviones modernos de fabricación occidental a Kiev con la indecisión que surgió en relación a los tanques Leopard. En ambos casos, dijo, «al principio todo el mundo se muestra reacio», pero luego «llega la decisión de proporcionar este apoyo militar, porque es absolutamente necesario».

La Administración de EE.UU. expresó el viernes su apoyo a un programa conjunto para entrenar a pilotos ucranianos en aviones modernos como los F-16. Un alto funcionario de la Casa Blanca dijo que trabajarán con los países aliados para «determinar cuándo estarán listos los aviones, quién los entregará y cuántos«. A su vez, el jefe de la Fuerza Aérea estadounidense, Frank Kendall, dijo que los cazas no implicarán un «cambio dramático» en las capacidades de Ucrania, ya que el poderío aéreo no desempeña un papel decisivo en el conflicto en curso.

Por su parte, el canciller alemán Olaf Scholz rebajó las expectativas de Kiev en cuanto a la obtención de estos aviones en un futuro cercano, y señaló que el programa de capacitación de pilotos «es un proyecto a largo plazo», mientras que EE.UU. aún no ha decidido qué hacer después de que se complete.

Desde hace meses, Kiev viene exigiendo aviones de combate de fabricación occidental, porque sus mandos militares afirman que ganarían con los F-16 en su arsenal. En Rusia, las posibles entregas de estos cazas polivalentes a Ucrania son objeto de críticas. En particular, el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Alexánder Grushkó, comentó el pasado 20 de mayo que los países occidentales «se apegan al escenario de escalada» mediante estas entregas, que —advirtió— contraen «riesgos colosales para ellos mismos».



Source link