Publicado:

La Policía salvadoreña indica que no retrocederá en la «guerra contra las pandillas» y que continuará encarcelando «a todos estos delincuentes para que paguen por sus crímenes».

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha asegurado que los más de 1.000 «pandilleros» detenidos durante el régimen de excepción que rige en el país «no saldrán libres».

Bukele comunicó este lunes a través de Twitter que «en solo 3 días» han sido capturados «1.400 pandilleros» que «no saldrán libres». En otro tuit, dirigido «para los que piensan que los pandilleros capturados saldrán libres», el mandatario adjuntó la disposición adoptada esa misma jornada por la Corte Suprema de Justicia salvadoreña.

¿Gestión de Bukele o pacto con las maras? Las 'letras pequeñas' detrás de la inédita reducción de la cifra de homicidios en El Salvador

Previendo un «incremento considerable de la carga laboral ordinaria» de los juzgados, debido a la gran cantidad de detenciones, la Corte Suprema decidió «fortalecer la capacidad de respuesta» de los juzgados y «nombrar temporalmente funcionarios judiciales«, quienes «contarán con los recursos humanos y materiales para el desarrollo óptimo» de sus funciones.

La noche de este lunes, la Policía Nacional Civil (PNC) detalló que han sido capturados más de 1.400 integrantes de las pandillas Mara Salvatrucha y Barrio 18. «No vamos a retroceder en esta guerra contra las pandillas, vamos a seguir capturando y poniendo tras las rejas a todos estos delincuentes para que paguen por sus crímenes«, señaló el cuerpo policial.

«La vida de un salvadoreño no se puede tocar»

«Estas estructuras criminales tienen que entender que la vida de un salvadoreño no se puede tocar y el Estado va a continuar protegiendo al pueblo salvadoreño», declaró el director de la PNC, Mauricio Arriaza. «Si se comportan como criminales, los vamos a tratar como tales, se acabaron los consentimientos a los cuales estuvieron acostumbrados en el pasado», advirtió Arriaza.

Poco antes, en respuesta a las críticas del ex secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, quien calificó las recientes medidas adoptadas por Bukele de «barbaries» y «populismo penal«, el presidente salvadoreño instó a ese organismo y a la Organización de Estados Americanos (OEA) a llevarse «su peste» de El Salvador.

Además, recordó que esas dos instituciones regionales «fueron las que patrocinaron la ‘tregua’ que solo fortaleció a las pandillas y les permitió acumular recursos, dinero, armamento y les permitió entrenarse en los polígonos de tiro del Ejército para matar salvadoreños«.

  • El 27 de marzo, la Asamblea Legislativa salvadoreña decretó un régimen de excepción ante el repunte de homicidios en el país centroamericano, luego de registrarse el día más violento de la historia reciente.
  • El pasado fin de semana se cometieron 87 homicidios en El Salvador, de los que 62 se registraron el sábado. La cifra más cercana a esta fue la de 51 asesinatos en un solo día en agosto de 2015, el año más mortífero en el país tras el final de la guerra civil (1980-1992).





Source link