La tensión en la coalición multicolor con Cabildo Abierto continúa. Luego de lo ocurrido con la ley forestal impulsada por el partido de Guido Manini Ríos, y vetada por el presidente de la República, ahora el ex senador del Partido Colorado (PC) Pedro Bordaberry «le echó más leña al fuego».

En una nota que escribió en el diario El País, Bordaberry manifestó que el partido liderado por Guido Manini Ríos “se prestó” a que el FA “clavara una cuña de discordia en la coalición” de gobierno.

Según dijo, a CA lo integran “ciudadanos identificados con la familia militar, otros independientes y un grupo de una fuerte vinculación con la lista 711 del ex vicepresidente Sendic, el peronismo y la patria grande latinoamericana”. A su vez, dijo que “la propuesta de Cabildo Abierto, contenida en la ley aprobada el miércoles, va en la línea de las políticas populistas y de desarrollismo mágico que tanto daño hicieron a la economía de varios países sudamericanos”, apuntó y agregó que CA tenía ideas “ocultas en la campaña electoral” que “afloran ahora en proyectos de ley como este”.

La nota de Bordaberry molestó a los dirigentes y militantes cabildantes. Si bien todavía no se expresaron públicamente, la diputada Rivera Nazmi Camargo, escribió una nota para los cabildantes. “¿Qué decir de este personaje de la política uruguaya?”, preguntó sobre Bordaberry y se respondió: “Empiezo por decir que en el momento que nuestro país y su partido más lo necesitaron, sencillamente brilló por su ausencia, algo que después pudimos observar se ha vuelto casi una tradición en el PC”.

“No sé con qué intención lo ha hecho o a quién o a quiénes les está haciendo los deberes”, dijo sobre las expresiones de Bordaberry y se refirió a los ministros colorados que ya no forman parte del gobierno. “Recordemos a Talvi, que además de afirmar que estaba más próximo del FA que de CA, abandonó la Cancillería en el momento más crítico de la pandemia (demostrando su total falta de compromiso con nuestro país); recordemos también al ministro de Ganadería Uriarte, destituido por el presidente de manera sorpresiva y, por último, la renuncia del ministro de Turismo Germán Cardoso antes que lo ‘renunciaran’. ¿De verdad Bordaberry quiere hablar de lealtad a la coalición? Creo que lo conveniente sería llamarse a silencio y ponerse a trabajar con seriedad”, escribió la diputada.



Fuente