Carlos Melconian, presidente del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL).
Carlos Melconian, presidente del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL).

Carlos Melconian, economista y ex presidente del Banco Nación durante el gobierno de Mauricio Macri, sostuvo este martes que el objetivo final para la economía es “poner sobre la mesa un programa novedoso y ambicioso que instale nuevamente a la Argentina en el marco de un capitalismo moderno, occidental y progresista”.

Así lo afirmó el especialista en el marco del evento que se llevó adelante hoy en Córdoba de 10 a 12 horas, por el aniversario número 45 de Fundación Mediterránea. Allí se realizó la presentación formal de Melconian como presidente del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL), quien estará al frente del diseño de un programa económico integral para el próximo gobierno junto a profesionales, economistas e investigadores.

“Hoy damos comienzo a una tarea que representa un desafío histórico, encabezando una nueva etapa en el IERAL y en la Fundación Mediterránea, con la que nos honran. Un recorrido que hoy recién empieza, y que estaremos desarrollando por todo el país. Es un comienzo formal porque en los hechos venimos trabajando hace casi tres meses codo a codo con técnicos, investigadores y profesionales del instituto”, comenzó diciendo el economista.

Aseguró que desde la fundación escribieron un “programa integral para la Argentina”, aunque se puede modificar ya que están abiertos a escuchar. A pesar del contexto crítico, donde conviven la pandemia y la guerra, Melconian resaltó: “estamos seguros y no nos cabe la menor duda de que Argentina tiene futuro y estamos seguros que no nos tenemos que resignar a vivir en decadencia”. En esa línea, insistió en que están “muy optimistas con el futuro”.

“Estamos seguros y no nos cabe la menor duda de que Argentina tiene futuro y estamos seguros que no nos tenemos que resignar a vivir en decadencia” (Melconian)

“El objetivo final va a ser poner sobre la mesa un programa novedoso y ambicioso que instale nuevamente a la Argentina en el marco de un capitalismo moderno, occidental y progresista: en eso anda el mundo y va a continuar”, aseveró. Según sus dichos, es necesario volver a integrarse ya que “no hay más remedio”. Y especificó que se hará con una visión intrínsecamente federal, apoyado en la honestidad, capacidad de trabajo y en la fortaleza académica. “Estamos para trabajar con vistas a un verdadero cambio de organización económica, creemos en la necesidad de un cambio de raíz, de régimen”.

“No estoy diciendo que vamos a tener éxito -aclaró-, que supongo que lo vamos a tener, estoy diciendo que el cambio es de raíz, es un cambio de régimen que genere un cambio de expectativas: única manera de levantar esta decadencia. Por lo tanto, el cambio de régimen incluirá un cambio y un replanteo fiscal, monetario y financiero. Y estamos armonizándolo, y en ese sentido hemos llegado al lugar ideal, con un modelo de desarrollo productivo y federal”.

El ex titular del Banco Nación garantizó que está comprometido personalmente con que ésta será una vocación 100% apartidaria: “Nos van a ver hablando con todos, el programa es apartidario pero vamos a hablar con todos. No estamos para trabajar para ningún candidato electoral en particular. Lo que de acá salga, va a ser puesto a disposición de las autoridades políticas que tengan la responsabilidad de conducir a partir de diciembre del 2023″, precisó.

“El programa es apartidario pero vamos a hablar con todos” (Melconian)

Tras recordar que durante estos 40 años -en su desempeño como consultor- vio “muchos fracasos” como la falta de equilibrio entre técnica, experiencia, calle y dogmatismo; el experto sostuvo que tratarán de hacer un cóctel positivo de todo eso y en ese marco pidió el apoyo de los empresarios ya que al fin y al cabo son ellos quienes, día a día, deciden invertir o no invertir, contratar o no contratar a un nuevo trabajador.

Melconian puso de relieve que “(la) inversión y (el) trabajo son el motor del crecimiento, y el país no está para especular de otra manera”. De acuerdo con sus declaraciones, todas sus propuestas son libres de toda ideología, apolíticas; y son reformas profundas.

“Es feo ver a la Argentina de la mitad de la tabla para abajo, y honestamente en el vestuario estamos diciendo que queremos ir por el campeonato y no presentarlo como una utopía”, confesó. “Escuchamos profesionales, hijos y jóvenes que se quieren ir, queremos que no se vayan más y que vuelvan los que se fueron, y que se desarrollen acá. Queremos volver a poner a la Argentina en el lugar que se merece y creemos que la única manera de lograrlo es mediante un cambio de organización de la Quiaca a Tierra del Fuego”, graficó.

Programa integral

Respecto del programa integral de estabilización, entre los objetivos principales se encuentran: recuperar un sendero de crecimiento sostenido, con inclusión social y armonización federal; abatir la inflación; desarrollar las cadenas de valor regionales, con foco en las exportaciones, y generar las condiciones para incentivar la capacidad emprendedora del sector privado. “Aún contando con un shock de confianza y credibilidad que consideramos imprescindible, eso solo no alcanza. Es de corta duración y requerirá sustentabilidad en el tiempo”.

Según la presentación, se necesita un programa integral porque el encadenamiento “desarrollo productivo con aumento de la productividad (inversión), mejora en el empleo y la calidad de vida de la población, requiere restaurar los equilibrios macroeconómicos”.

Asimismo, se recalcó que el desarrollo armónico del país necesita un replanteo del federalismo en sentido amplio; el empleo de calidad y la inclusión social necesitan de reformas; y “sin una integración inteligente al mundo y sin la infraestructura adecuada no se podrá crecer en las exportaciones”.

Puntos salientes para la agenda de trabajo

Al mencionar las claves de la agenda de trabajo para un cambio de régimen, el presidente del IERAL destacó las siguientes:

1) Convencer a la política con los desafíos.

2) Armar equipos y trabajar con tiempo para el 10/12/23, logrando diagnósticos y contenidos. “Vamos por ‘materia gris profesional’ para, en esta etapa, analizar todos los temas, ver que hay en el mundo, cómo funcionan y adaptarlos (previsional tributario, subsidios pobres, uso infraestructura, acuerdos de comercio, regímenes cambiarios, impositivos, de moneda, mercado de capitales)”, se indicó en el Power Point compartido.

3) Tomar con naturalidad que el programa arbitrará pujas sectoriales (a corto plazo, no serán puros ganadores).

4) Hay timing. Con anuncios simultáneos: estabilizar, reformar y cambiar el régimen. Y a partir de allí implementar la secuencia más eficiente dada la realidad argentina. “Prohibido entrar en la gansada del shock vs gradualismo”, subrayó el experto.

5) Las políticas, medidas e instrumentos deben armonizarse con un marco normativo y legal, viable y discutido con los otros poderes.

Conclusiones

A modo de síntesis, el analista económico sentenció: “La Argentina necesita un cambio en su organización económica, con parches y con cambios parciales no va. Esto va a requerir acuerdos, liderazgo y la sociedad mayoritariamente cohesionada detrás del cambio. Yo creo que es posible, cuando uno toca tan bajo y se golpea tanto, al final vas a aprender”.

Previo al cierre, desde la Fundación Mediterránea hicieron hincapié en que los resultados deben verse “rápidamente” pero tienen que ser “sostenibles en el tiempo”. La confianza y la credibilidad perduran en la medida que se vayan logrando resultados. Y los resultados, refuerzan la confianza y la credibilidad, plantearon. Y finalmente, concluyeron: “Tendremos éxito si a este proyecto se suman talentos, opiniones, análisis e ideas de los que saben. Esta agenda de trabajo está abierta a escuchar, discutir, modificar, agregar, sacar”.

SEGUIR LEYENDO:





Fuente