Hace mucho tiempo que estudiamos con mucha dedicación y tranquilidad lo que ocurre en el entorno de la mayoría de los Intendentes del país.

Hace aproximadamente 3 o 4 años, luego de acomodar en la Intendencia en diferentes cargos y contrataciones a sus caudillitos de barrio que cambiaron la fórmula, ya que quedaban pegados porque esos caudillitos figuraban en las resoluciones y eran observadas por el Tribunal de Cuentas.

El cambio estuvo acompañado de una idea, que como siempre aquella frase ya legendaria y célebre que dice “hecha la Ley, hecha la trampa” apareció esa otra frase que hasta el día de hoy nos viene acompañando en forma absolutamente desleal y delictiva que dice: “hacete una unipersonal que yo te contrato”.

Los caudillitos de barrio entonces pululan por todo el país, son una especie de empleados que tienen los Intendentes y el sistema político Departamental.

¿Qué requisitos necesita alguien para ser un caudillito de barrio?

Baja educación, antecedentes penales, liderazgo en el barrio, ya que tiene que ser conocedor de las familias y especialmente de las carencias y necesidades que sufren cada uno de ellos, así como el barrio en general, pocos escrúpulos y especialmente los caudillitos de barrio tienen un precio. Sí, tienen un precio como cualquier mercadería. Son comprados como quien compra un auto en una automotora. Tienen precio, ya que cambian de caudillo de acuerdo a la oferta y demanda que puedan tener.

Aparentemente estos gracias a las actividades de su “trabajo” logran tener votos propios, o por lo menos así lo creen en el sistema político y rotulan a los mismos de acuerdo a los votos que creen que han logrado acerca al partido que los contrata.

Hay caudillitos de barrio de 200 votos, como hay algunos que hasta pueden aspirar a ser caudillitos de mil votos.

Entonces los candidatos y los partidos políticos cuando los miran los rotulan con esas cantidades y quieren de todas formas que estén apoyando su candidatura.

Para esto se maneja la Intendencia y todos los servicios de ésta, para poder teneros como captadores de votos.

Su trabajo es muy variado, pero es full time, es decir día y noche están al servicio de la causa.

Reciben pedidos de la gente del barrio a quienes visitan y les recorren permanentemente, estos pedidos de cosas los derivan a los mandos medios del Intendente.

El caudillito dispone y entrega de canastas y comestibles, especialmente de la gente más carenciada y cuando llegan los tiempos electorales ya no es solo a la gente que tiene menos recursos, sino que se trata de generalizar entregando a muchas más familias de su barrio.

Consigue abonos para viajar gratis en las empresas de transporte urbano, es decir que les ahorran con boleteras los pasajes de ida y vuelta a su trabajo todos los días, lo que hace sin dudas una cifra importante, éstas las consiguen en las propias Intendencias, que tienen arreglos arreglados con las empresas urbanas cuando son las licitaciones y por lo tanto también es bien visto para otorgar las mismas que la empresa dé diferentes abonos a la Intendencia para que ésta disponga a quién otorgarlos.

También consigue en casos especiales pasajes a Montevideo, ya que la Intendencia los compró y nunca queda estipulado quién viaja con esos pasajes que la Intendencia compra, por lo que allí si algún día se investigara habría cientos y cientos de pasajes que van a parar a sus amigos, correligionarios y por supuesto lo que solicitan los caudillos de barrio para la gente de su zona, que tienen que viajar por distintos motivos a Montevideo y no tienen dinero para pagar su pasaje.

Hasta consiguen llamadas al exterior para algunas madres o padres que tienen a sus hijos en España, o en Canadá y los arriman hacia esos teléfonos de la Intendencia que nadie sabe y de allí originan una llamada y les permiten a los padres hablar con sus hijos sin cargos durante algunos minutos.

Tramitan y consiguen lugares para los hijos de sus vecinos que estudian en Montevideo y que se puedan alojar en el Hogar Estudiantil de la Intendencia y además por supuesto que consiguen con facilidad limpiar cunetas, hacer saneamientos, construir cordón cunetas y hasta poner piedras de bitumen en barrios enteros, especialmente en el año electoral.

Algo que les parecerá ridículo a nuestros lectores, pero es muy importante en el interior del país y especialmente en muchos barrios de varios Departamentos y consiguen que vaya rápidamente la barométrica a limpiar sus pozos negros, algo que no es tan fácil, ya que la Intendencia tiene camiones propios algunas de ellas y otros contratan privados, aunque hay algunas también que hacen las dos cosas, tienen lo suyo pero contratan privados y aunque les parezca mentira, hasta con la mierda hacen política barata.

Pero el caudillito tiene sus propios beneficios, esto no lo hace gratis, de ninguna manera y muchas veces aunque les cause asombro a nuestros lectores, no es con un dinero en efectivo que se les paga, la mayoría de las veces es por un canje de servicios, o por algunas tretas o engaños que les permiten cobrar mucho dinero de las propias Intendencias.

Conocí algunos casos de caudillos de barrio que los transforman en Ediles y les otorgan inclusive permisos para taxis, algo muy difícil de conseguir y muy costoso por cierto, que tienen un precio en el mercado muy alto, pero siempre buscan algún tipo de artilugios que les permita lograr ellos y poner a nombre de algún hijo, esposa o cuñado la nueva chapa de taxis que les asegura una entrada buena y permanente por toda su vida.

Muchas veces logran contratar como changas o contratados zafrales a sus propios hijos, yernos, esposas y familiares.

Pero lo que ha sido el boom de los últimos años es contratar las unipersonales que este caudillo trae a la Intendencia.

Conocemos casos de caudillos que han presentado hasta 6 empresas unipersonales distintas y a nombres de distintas personas y han sido contratadas por una misma Intendencia.

El caudillo consigue alguna persona desocupada, o jubilada, o que no tenga posibilidades de trabajo y lo convence para hacerle una empresa unipersonal a su nombre.

Para esto dispone también de algún escribano y algún abogado que le hacen los papeles de lo unipersonal y solo logra que firme la persona y les dije algunas hojas firmadas en blanco, especialmente para hacer poderes generales que les permita al caudillito de barrio manejar a su antojo la empresa unipersonal, ya sea con facturación, hacer en imprentas las mismas, cobrar en la Intendencia, participar en licitaciones y todo lo que usted crea puede hacer con una empresa unipersonal.

Conocemos un caso que estamos investigando en profundidad y ya tenemos prácticamente todo consumado, de un caudillito de barrio con antecedentes penales múltiples, el cual conformó varias empresas unipersonales, una de ellas a nombre de su propia hija y otra a nombre de un anciano que vive en un balneario, alejado del centro de la ciudad, que es analfabeto, no sabe leer ni escribir, y que le hizo una unipersonal, le dio hojas en blanco para que firme y como no sabía firmar le puso el nombre y este hombre copió como si fuera su firma.

De esta manera se logró que la Intendencia lo contrate, sin conocer siquiera al titular de la unipersonal, porque la misma la lleva el caudillito con un poder general que tiene y durante años facturó más de $ 100 mil pesos por mes para cortar el pasto a ese balneario cercano a la ciudad.

Demás está decir que quien cortaba el pasto era el titular de la unipersonal, quien como es analfabeto no entendía nada y estaba agradecido enormemente al caudillito que le haya conseguido un trabajo por $ 8 mil pesos por mes, mientras que él llegó a facturar en la Intendencia con la propia unipersonal del anciano $ 140 mil pesos mensuales.

Ahora ya esa empresa unipersonal está quemada, no la contrata la Intendencia y le dejó una deuda voluminosa, de más de $100 mil pesos al pobre anciano, que ahora quedó sin trabajo y endeudado de tal manera que no puede ni cobrar su pensión a la vejez.

Así son las cosas como ocurren en el Uruguay, habrá cientos y miles de casos similares, así se despilfarra el dinero de los contribuyentes de las Intendencias, pero sin embargo a los uruguayos en su mayoría no les interesa, solo buscan su beneficio personal y estar bien ellos y sus familias, los demás no importan, nos han llegado a decir inclusive en muchos lados, que reconocían nuestro trabajo de investigación periodística y la valentía de publicarlo, pero que a ellos no les importaba lo que robaban, solo les importaba que logren ellos y sus familias una buena calidad de vida.

Por eso estamos como estamos, porque no solo tenemos ladrones, estafadores y mafiosos gobernando nuestro país y nuestros municipios, sino que también tenemos una masa de ciudadanos uruguayos que son tan corruptos como ellos.



Fuente