Cerrito tuvo un inmejorable retorno a Primera División y le ganó 3-1 a River Plate por la primera fecha del Torneo Apertura. Siendo superior a su rival y con la base del equipo que fue campeón en la Segunda División Profesional, resultó un justo vencedor.

La primera parte fue toda auriverde. Desde el primer minuto, cuando tras una llegada a fondo de Sergio Núñez por derecha apareció Damián González sacudiendo la zurda por el segundo palo y obligando a Salvador Ichazo a hacerle honor a su nombre.

Con velocidad por las bandas y dominio en el mediocampo, el cuadro de Roland Marcenaro superó en el juego al de Gustavo Díaz e impuso condiciones. A los 3’ volvió a aparecer Ichazo ante un cabezazo del Bala González, quien volvió a exigirlo con un potente disparo a los 29’.

La primera mitad terminó con sabor a poco para los auriverdes, que acentuaron su dominio cuando a los 53’ Horacio Salaberry vio su segunda tarjeta amarilla y dejó con 10 hombres al elenco darsenero. Cuatro minutos antes Ichazo le había sacado una pelota de gol a Maxi Pérez.

A los 56’ abrió la cuenta Cerrito. Mathias Goyeni tiró un centro desde la izquierda y en el punto penal apareció para cabecear solo Maximiliano Silvera, quien direccionó el disparo bien abajo y cambiándole el palo al arquero Ichazo, que a esa altura ya era figura.

Apenas un par de minutos más tarde igualó River Plate sin haber hecho méritos. Facundo Bonifazi le robó el balón a Julián Perujo en campo rival y picó a buscar la devolución que llegó de Luciano Boggio como asistencia. Bonifazi no perdonó al quedar de cara con Alberto Eiraldi.

El equipo de Gustavo ‘Chavo’ Díaz volvió a replegarse y Cerrito lo fue metiendo, hasta que a los 71’ llegó el merecido 2-1. Perujo ejecutó un tiro de esquina desde la derecha, Yonathan Rodríguez cabeceó en el primer palo y por el segundo facturó de cabeza Matías Ferreira.

River Plate, obligado por el resultado, se fue con todo arriba en los minutos finales pero no le alcanzó. Cerrito, que llegó extenuado al tramo final por el gran desgaste que hizo hasta lograr el 2-1, supo defenderse y liquidó el pleito a los 93’ de contragolpe por obra de Maxi Pérez.





Source link