Publicado:

El país sudamericano ya suspendió sus exportaciones de carne de ave.

El Servicio Agrícola y Ganadero de Chile (SAG) confirmó que las autoridades sanitarias sacrificaron esta semana unas 40.000 aves, luego de detectar el primer caso de gripe aviar en ejemplares de corral.

La dependencia informó que el contagio se registró en un plantel industrial de aves en la Región de O’Higgins, ubicada en el centro del país.

«Tras el hallazgo, el SAG activó el protocolo existente que implica el sacrificio de las aves afectadas y el aislamiento de la zona, medidas sanitarias que tienen como fin evitar la diseminación de la enfermedad a otros planteles avícolas», señaló en un comunicado.

La ministra de Salud, Ximena Aguilera, adelantó que se están realizando acciones relacionadas al seguimiento de personas que podrían estar expuestas.

«Si bien, hasta ahora no ha habido transmisión persona a persona. Hemos tenido casos en lobos marinos, aves silvestres, pero no personas infectadas», dijo.

El ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, explicó que, en cuanto se confirmó el contagio de esta semana, de inmediato se procedió al control de la zona, se informó a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA), y se cerraron las exportaciones de carnes de ave.

La gripe aviar en Latinoamérica: ¿qué países han detectado el virus y qué medidas han tomado?

Por su parte, la directora nacional del SAG, Andrea Collao, detalló que hace cuatro meses la dependencia comenzó a realizar una estrategia sanitaria para prevenir la gripe aviar.

«En menos de 24 horas se ha realizado una detección precoz, lo que refleja que el sistema sí funciona y por ende necesitamos recalcar las medidas de bioseguridad que deben tener los establecimientos», explicó con respecto al contagio detectado esta semana.

Según datos oficiales, desde que Chile comenzó la campaña de emergencia, un total de 27 especies de aves se han visto afectadas. En total, se han tomado muestras de más de 16.000 ejemplares de traspatio, casi 4.000 aves industriales y unas 3.000 silvestres, con el fin de detectar oportunamente la presencia del virus.





Source link