Christian Eriksen, jugador de la selección danesa, abandonó este viernes el hospital de Copenhague tras ser operado del corazón con éxito. El futbolista había sufrido un paro cardíaco en el partido por Eurocopa que su selección disputó ante Finlandia el pasado sábado.

Durante el juego con Finlandia, el jugador de 29 años, se desvaneció sin motivo aparente. Tras varios minutos en los que se le practicó masaje cardíaco, fue sacado del campo de juego en una camilla.

Los médicos que tratan al jugador del Inter de Milán, anunciaron que instalarían un desfibrilador automático en el corazón del danés para regular su ritmo cardíaco.

«La operación salió bien y estoy bien dentro de las circunstancias», manifestó Eriksen en un comunicado.

El jugador de 29 años, que ya pudo visitar la concentración de sus compañeros en el norte de Copenhague, agradeció los mensajes de apoyo que recibió su familia durante la internación. «Gracias por los innumerables mensajes, fue increíble», dijo.



Fuente