Christian Eriksen se desmayó en pleno partido por la Eurocopa entre Dinamarca y Finlandia. Tuvieron que ingresar los servicios médicos para practicarle un masaje cardíaco en su afán de reanimarlo. Tras esto, el encuentro fue suspendido.

El futbolista del Inter de Milán se cayó desplomado en el césped previa al entretiempo. Circularon varias imágenes en las que se vio al mediocampista tenía los ojos abiertos de par en par. Sus compañeros lo rodearon para espacio para que trabajaran los servicios médicos.

La UEFA sacó un comunicado en su cuenta de Twitter dejando en claro que Eriksen se encuentra estable: «El jugador ha sido trasladado al hospital y se ha estabilizado».





Source link