El colesterol es una sustancia cerosa que se produce en parte en nuestro hígado y en parte lo adquirimos de alimentos como la carne de cerdo, de res y leche entera, cuya acumulación en el cuerpo puede generar el bloqueo de las arterias con sus consecuencias.
Existen dos tipos de colesterol, el HDL, considerado bueno y el LDL, maligno, de acuerdo con información de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

«Cuando los niveles del colesterol LDL son muy altos y los HDL muy bajos aumenta el riesgo de la acumulación de colesterol, que puede llevar al bloqueo de arterias que alimentan de sangre nuestro corazón y cerebro», distingue la UNAM en un breve artículo de divulgación.

El exceso de colesterol también puede producir enfermedades cardiovasculares, cuyos riesgos producen la muerte de más de 17 millones de personas en el mundo cada año, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Practicar ejercicio de manera frecuente, dejar de fumar y consumir alimentos sanos puede ayudar a prevenir las enfermedades del corazón y los accidentes cerebrovasculares derivados de índices altos de colesterol, advierte el organismo.
Ante este escenario, estos son algunos de los alimentos que puedes consumir en el desayuno para regular los índices de colesterol.

Avena
Este alimento es una opción rica en betaglucanos, que reducen la absorción del colesterol en el intestino. Puedes mezclar con frutos ricos en antioxidantes para equilibrar un desayuno saludable.

Aguacate
El sabroso aguacate contiene grasas sanas que pueden aumentar los niveles del colesterol bueno o HDL, lo que regula los índices corporales de esta sustancia. Así, iniciar el alimento del día con un pan tostado integral con aguacate untado puede ser una opción saludable para el paladar.

Sardinas
Este pescado rico en omega 3 permite una ingesta de esta grasa buena con propiedades antiinflamatorias. Este balance contribuye a un manejo saludable del colesterol, además de que es fácil prepararlas con aceite de oliva extra virgen para beneficiar al corazón. También maridan bien con el jitomate por sus sabores cítricos, cuyo licopeno reduce el colesterol.

Té verde
Esta bebida es de las mejores opciones para reducir el colesterol, además de tener facultades energizantes como el café. Sus catequinas inhiben la absorción del colesterol LDL o malo en los intestintos, además de que contribuye a la aceleración en la quema de grasas.

Cereal integral
La fibra del cereal integral contribuye a regular los altos índices de colesterol en el cuerpo porque contribuye a la captación de ácidos biliares, el colesterol y las grasas saturadas para luego desecharlos en la defecación.



Fuente