En EEUU acusan colectivamente un importante grupo armado, socios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).
REUTERS/Alan Ortega
En EEUU acusan colectivamente un importante grupo armado, socios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).
REUTERS/Alan Ortega

En reino de terror del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se ha extendido por todo el país hasta ser catalogados por las autoridades norteamericanas como uno de los principales generadores de violencia y de pérdidas de vida humana.

A través de un reciente comunicado, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos anunciaron diversas acusaciones en su territorio en contra de los supuestos líderes de Los Cabos, brazo armado a merced de Nemesio Oseguera Cervantes, alias el Mencho.

Entre ellos destacan Edgar Herrera Pardo, también conocido como Caiman; Carlos Lorenzo Hinojosa Guerrero, alias Cabo 96; Edgar Pérez Villa, alias Cabo 89; e Israel Alejandro Vázquez-Vázquez, alias Cabo 50.

Los señalamientos principales que pesarían en su contra son Conspiración para Distribuir Sustancias Controladas para Importación y Conspiración para Importar Sustancias Controladas, por lo que enfrentarían de 10 años de cárcel, a cadena perpetua por cada cargo.

CJNG contribuye a un catastrófico rastro de destrucción humana, advierte EEUU
FOTO: ESPECIAL /CUARTOSCURO.COM
CJNG contribuye a un catastrófico rastro de destrucción humana, advierte EEUU
FOTO: ESPECIAL /CUARTOSCURO.COM

Al mismo tiempo, advirtieron que el CJNG “ha contribuido a un catastrófico rastro de destrucción humana y física en México, y en dicho contexto, los catalogaron incluso como “el cartel mejor armado de México”.

Lo anterior, puesto que su poderío hace capaces a sus miembros de enfrentarse con fiereza a los cárteles rivales e incluso a las fuerzas de seguridad del gobierno mexicano. “El CJNG es responsable de horribles actos de violencia y pérdida de vidas”, aseguró la justicia norteamericana.

“Durante demasiado tiempo, cárteles poderosos han visitado una violencia indescriptible en Tijuana, una ciudad que está justo al lado de San Diego. Continuaremos nuestra campaña para poner fin al reino de terror de los cárteles y detener el flujo de drogas a través de la frontera procesando a los líderes y agentes de la ley de más alto rango”, dijo el fiscal federal interino Randy S. Grossman.

Además, Grossman elogió a los fiscales federales, los agentes de la Administración de Control de Drogas y las Investigaciones de Seguridad Nacional y los detectives del Departamento del Sheriff de San Diego por su excelente trabajo en casos como el de Los Cabos.

Edgar Herrera Pardo, también conocido como Caiman; Carlos Lorenzo Hinojosa Guerrero, alias Cabo 96; Edgar Pérez Villa, alias Cabo 89; e Israel Alejandro Vázquez-Vázquez, alias Cabo 50 presuntamente controlan a Los Cabos

 REUTERS/Alan Ortega
Edgar Herrera Pardo, también conocido como Caiman; Carlos Lorenzo Hinojosa Guerrero, alias Cabo 96; Edgar Pérez Villa, alias Cabo 89; e Israel Alejandro Vázquez-Vázquez, alias Cabo 50 presuntamente controlan a Los Cabos

REUTERS/Alan Ortega

Por otra parte, Grossman agradeció también a la Fiscalía General de la República, liderada actualmente por Alejando Gertz Manero, quienes “brindaron una asistencia significativa a esta investigación.”

Durante su intervención ante la prensa, el gente especial a cargo de la Administración de Control de Drogas (DEA), John W. Callery consideró que cárteles como el CJNG inundan las comunidades norteamericanas de heroína y metanfetamina, además de contribuir a la violencia.

“Estos carteles no solo perpetran violencia y asesinatos que afectan a nuestros vecinos al sur de la frontera, sino que sus drogas causan muerte y destrucción en nuestras propias comunidades. Las acusaciones sustitutivas y las órdenes de arresto contra los miembros violentos del CJNG son testimonio de que la DEA y nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley continuarán trabajando enérgicamente para identificar y arrestar a los miembros de estos cárteles de la droga “.

De acuerdo con el comunicado, las agencias responsables tras la investigación del CJNG y Los Cabos fueron Administración para el Control de Drogas, Investigaciones de seguridad nacional, Departamento de Justicia, Grupo de Trabajo Antidrogas contra el Crimen Organizado (OCDETF), Departamento de Justicia, Oficina de Operaciones de Cumplimiento, Departamento de Justicia, Oficina de Asuntos Internacionales, y el Departamento del Sheriff de San Diego.

SEGUIR LEYENDO:





Fuente