“Están ocupando de forma ilegitima a nuestro entender de mala fe”

Indagando  sobre  realidad del departamento de Salto, en cuanto al aumento significativo de  asentamientos irregulares,  nos encontramos  con diferentes realidades y, en su mayoría las ocupaciones de predios del estado son promovidas por actores políticos, los cuales  aparecen inmediatamente a buscar soluciones para regularizarlos, pero nunca se hacen responsables de estimular las ocupaciones irregulares.

Es práctica común que en otrora se llamaba clientelismo, además de generar la dependencia haciendo promesas electorales repudiables, a  personas  que allí se instalan necesitadas de un hogar para vivir junto a su familia.

Investigando esa realidad,  nos encontramos con otro tipo de ocupas,  desconocidas  hasta el momento, personas pudientes realizando millonarias construcciones en predios de particulares de forma ilegal.

Los primeros días del mes de mayo del corriente año, recibíamos la información que, personas llegaron hasta el predio del popular “Parque José Luis”  acompañados de prefectura de Salto, reclamando por sus tierras, precisamente las 10 hectáreas del padrón  lugar conocido también como los “Ranchos de Barbieri”, ubicado  a escasos metros de la Represa Hidroeléctrica de Salto Grande.

La publicación  desató la polémica en las redes y el nerviosismo de algún propietario de las construcciones “amenazando” con efectuarnos  demandas  simultaneas, buscando amedrentar nuestro trabajo periodístico, logrando todo  lo contrario.

2 de mayo

PROPIETARIOS ACREDITARON AYER 100 % DE LA PROPIEDAD DEL PARQUE JOSE LUIS: » Como adelantamos ayer a la noche los Nietos de Victorio Barbieri estuvieron presentes en los » ranchos de Salto Grande”, donde acreditaron los títulos de su propiedad. Los propietarios reclaman a las construcciones que se hicieron sin su permiso en su padrón rural denominado PARQUE JOSÉ LUIS. Estamos en condiciones de informar que irán hasta las últimas consecuencias. Ampliaremos

Continuando con la investigación,  nos generamos varias interrogantes, porque  si no hay autorización de los propietarios se construyó. Se puede construir en una zona  rural.  ¿La intendencia de Salto no controló? ¿Autorizó? ¿Se realizaron los aportes respectivos al BPS?

Entonces, nos enteramos quién regula las construcciones es la intendencia, al ser zona rural no requeriría permiso municipal, hay que respetar las normas de la construcción pero no requeriría un permiso especifico, lo que sí necesita es el aporte al BPS.

Porque va por la ley 14411, la cual requiere una presentación de planos para que se evalué si la cantidad de jornales declarados al final de la obra coincide con esa estimación. Para eso hay una serie de requisitos, hay tres formularios el 1 el 2 y el 3.

El 1, es el deslinde de terreno que si uno no es propietario tiene que tener la anuencia del propietario, luego declara la obra, hace los aportes y luego viene el cierre.

Publicación 15 de junio –

INSPECCIONES OCULARES:

Estamos en condiciones de confirmar que mañana miércoles funcionarios del Poder Judicial, Prefectura, y Abogados representantes de los sucesores de Victorio Barbieri comenzarán a inspeccionar las construcciones en el padrón de su propiedad popularmente conocido como «Los Ranchos de Barbieri». Información en proceso

El día 18 de junio se realizaron las inspecciones oculares, donde funcionarios del poder judicial familiares de los propietarios del padrón, junto  al asesor legal recorrieron cada una de las construcciones, en donde estuvimos presentes, observando diferentes respuestas, y nos enteramos jerarquía del actual gobierno estaría construyendo una obra de grandes dimensiones de un elevado valor en dólares.

En esa oportunidad  hablamos con el doctor Pablo Perna quien nos confirmó que el padrón es 100 % propiedad de los sucesores de Victorio Barbieri.

En la tarde del martes 20 nos enteramos que el próximo viernes 23  a las 14 horas se realizara la primer audiencia conciliatoria, en donde entrevistamos a unos de los abogados que defiende a parte de los sucesores propietarios del padrón quién  dijo…

“Quiero aclarar que yo defiendo a la familia Martínez Barbieri co –propietarios de lo que es el Parque José Luis, por lo tanto lo que puedo opinar es por mis defendidos, indudablemente hay cosas que puedo decir y otras que tengo que mantener reserva con respecto a este tema”.

En este caso puntual se obtuvo la propiedad que en su momento no se tenía, eso generó una gran confusión en los que hoy están ocupando, en algunos porque otros conocen perfectamente la historia” el abogado continuo diciendo.

“Esto comienza en el año 2002 cuando la familia inicia el desalojo a  os que estaban ocupando y el juicio se perdió, porque en su momento no se había acreditado el 100 % de la propiedad, había convalecido el 94 % de los propietarios y faltaba acreditar un 6% y, cuando uno inicia un desalojo a ocupantes precarios la jurisprudencia dice que se debe acreditar el 100 % de la propiedad, por lo tanto ese juicio se perdió”.

Lo que se está solicitando es  lo que se llama una reivindicación, o sea es cuando los propietarios son propietarios de un inmueble determinado y ese inmuebles es ocupado por personas, entonces la herramienta legal que corresponde en este caso es solicitar lo que se llama la reivindicación, y en lo que se va llevar delante de aquí en más.

Se realizó primero la inspección ocular, donde se constató  cuales eran la personas que estaban ocupando y este viernes 23 de julio tenemos la primer audiencia conciliatoria que es un requisito legal previo a iniciar la demanda.

No hay discusión con respecto a la titularidad de nuestro defendido, basta sacar información registral para saber quiénes son los dueños, lo que sucede que acá son dueños pero no tienen la posición del inmueble, es lo que se llama la propiedad plena, cuando uno tienen la propiedad plena es lo que le dicen los títulos y tiene la posesión, la posesión no la tienen porque ha sido ocupada por otras  personas y lo que se pretende con este juicio, es que se devuelva la posesión.

La propiedad no se discute, se discute la posesión o sea los que están ocupando de forma ilegitima a nuestro entender de mala fe que se devuelva la posesión, eso lo que se está buscando con el juicio de reivindicación.



Fuente