Dos paquetes de adobo de 100 gramos salen más baratos que uno de 200, pese a que el peso y la marca son los mismos. Dos pastas de
dientes de 50 gramos cada una son más económicas que una de 90, si bien en este caso incluso el contenido es menor.

Estos son solo algunos de los ejemplos que el diputado frenteamplista Gustavo Olmos presentará mañana miércoles en la Comisión de Industria,
Energía y Minería para hablar del proyecto de ley que presentó hace unos meses con el objetivo de dar más información al consumidor respecto del
precio de venta por unidad de medida.

«Lo que quiero solucionar es que el mismo producto, de la misma marca y con la misma presentación, en el mismo negocio, tiene precios distintos. Uno tiende a pensar que si compro más volumen, más cantidad, me va a salir más barato, pero eso no siempre es así», expresó el legislador a El País.

Con esta medida, explicó Olmos, se favorece al consumidor porque le da información de cosas comparables. «La idea es
que todas las góndolas tengan la información de una unidad de medida como el kilo, el litro, el metraje para que eso le permita al consumidor ver fácilmente cuál es la más barata», dijo.

¿QUÉ DICE EL PROYECTO?

Este proyecto, en caso de ser aprobado, comprendería a los establecimientos de grandes superficies, aquellos que dos o más cajas fijas habilitadas para recibir
pago, o que operen tres locales o más bajo una misma marca o nombre comercial ?en el territorio nacional, indica el proyecto al que accedió El País.

«Junto a los precios de todos los productos alimenticios, de higiene o de uso doméstico, que sean susceptibles de ser ofrecidos en presentaciones
de distintas medidas, se deberá indicar, además, el precio por unidad de medida equivalente», indica el texto.

Gustavo Olmos expresó que esta medida ya se lleva adelante en otros países del mundo, como por ejemplo en Argentina, y aseguró que al empresario no le implica un sobrecosto. «Simplemente a la etiqueta que pongan en la góndola de los supermercados le tienen que poner al lado el precio en una unidad de medida que sea comparable», dijo.

La idea de presentar este proyecto surgió mientras el diputado leía un artículo que se llama «El teorema del papel higiénico» donde se analizaban este tipo de situaciones. «Ahí decía cómo facilitaría si el precio estuviera disponible», dijo el diputado.

«La Comisión de Industria tomó ahora una nota que salió en El País sobre las compañías que mantienen precios, pero reducen el contenido de
los envases y se tomó el tema del proyecto de nuevo», indicó Olmos.

Luego de su presentación mañana en la comisión, se llamará también a otros actores que estén relacionados con el tema para poder tener más argumentos al respecto.

El País



Fuente