Bitcoin, el cripto activo más conocido (EFE/EPA/SASCHA STEINBACH/Archivo)
Bitcoin, el cripto activo más conocido (EFE/EPA/SASCHA STEINBACH/Archivo)

Hace por lo menos un año, los activos digitales, como las criptomonedas, tomaron fuerza en el mundo de las inversiones, y empezaron a tomar cada vez más protagonismo en el armado de las estrategias. Sin embargo, acceder a este tipo de operaciones suele ser un camino complejo y poco claro para quien no entiende del tema. Pero hay una manera diferente de vincular el portafolio a los activos digitales, todo a través de la Bolsa.

El mundo de los activos digitales abarca una gama amplia de productos y servicios con presente y, sobre todo, mucho futuro. Para mencionar algunos, encontramos las criptomonedas con sistemas descentralizados que utilizan criptografía; las plataformas sobre las que se desarrollan otros procesos o tecnologías; las aplicaciones descentralizadas ejecutadas y administradas por múltiples usuarios en una red descentralizada; y los tokens no fungibles con identidad y propiedad única. Todos ellos vinculados a distintos segmentos de negocio, como el de intercambio, mineras, hardware, medios de pago, entre varios otros.

El mes pasado, Coinbase comenzó a cotizar en Wall Street (REUTERS/Shannon Stapleton/File Photo)
El mes pasado, Coinbase comenzó a cotizar en Wall Street (REUTERS/Shannon Stapleton/File Photo)

Tres empresas relacionadas con los activos digitales que se pueden acceder desde Wall Street. Como característica al menos el 50% de sus ingresos provienen de actividades relacionadas con activos digitales:

– Coinbase (COIN): en abril comenzó a cotizar en bolsa tras una exitosa oferta pública primaria. Es una plataforma de comercio de criptomonedas y monedas fiduciarias en alrededor de 32 países. Tienen la visión de brindar innovación y eficiencia mediante la construcción de un sistema financiero abierto y lograr que el acceso masivo a las monedas digitales.

– Silvergate (SI): empresa que se dedica al negocio de banca y administración de activos digitales. Entre sus productos novedosos se encuentra la posibilidad de tomar préstamos dejando como colateral Bitcoin.

– Marathon Digital (MARA): empresa de tecnología de activos digitales que realiza el proceso de minado de criptomonedas con un enfoque en el ecosistema blockchain. Tiene como objetivo construir la operación minera de blockchain más grande de América del Norte a uno de los costos de energía más bajos.

Para los inversores locales, tres empresas relacionadas con los activos digitales que pueden acceder desde Argentina con CEDEARs. A tener en cuenta, menos del 50% de sus ingresos provienen de actividades relacionadas a activos digitales:

– Square (SQ): empresa que ofrece soluciones de pago móvil, así como también software relacionado al procesamiento y análisis de las transacciones realizadas. La performance de la empresa en el primer trimestre triplicó las estimaciones de los analistas, impulsado por la mayor exposición al negocio de las criptomonedas, no solo ofreciendo transacciones, sino por la tenencia de la propia empresa.

– Taiwán Semiconductor Manufacturing (TSM): junto con Nvidia, conforman las dos empresas más importantes en la producción de microprocesadores utilizados para el minado de criptomonedas.

– Square (SQ): empresa que ofrece soluciones de pago móvil, así como también software relacionado al procesamiento y análisis de las transacciones realizadas. La performance de la empresa en el primer trimestre triplicó las estimaciones de los analistas, impulsado por la mayor exposición al negocio de las criptomonedas, no solo ofreciendo transacciones, sino por la tenencia de la propia empresa.

Para cerrar, ¿por qué invertir en estas empresas antes que en los activos digitales directamente?

– Seguridad: al operar a través del mercado de capitales, la operatoria está respaldada por organismos reguladores, como la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC). Esto evita situaciones como las recientemente acontecidas en Turquía, donde el CEO de la firma Thodex, uno de los principales sitios de intercambio de criptomonedas del mencionado país, cerró de manera repentina.

– Complejidad y costos: operar desde la Bolsa hace innecesario acceder a billeteras virtuales, ya que se puede operar como cualquier activo financiero. Además, los costos de compra y venta son los mismos que cualquier otra acción, con la ventaja de que en algunos casos no hay costos de apertura de cuenta ni mantenimiento.

– Diversificación: muchas de estas empresas no dejan de ser negocios que tienen otra fuente de ingresos, lo cual permite tener una inversión con menor exposición al activo subyacente.

SEGUIR LEYENDO:





Fuente