Alex Welsh / The New York Times

Lavarse las manos con frecuencia, que puede reducir la propagación de todo tipo de patógenos, siempre es una buena idea



Source link