Finalmente Caras y Caretas accedió a comunicarse con el contador Gastón Pomi Delacroix, ex Director General de Comercio. De su relato pudimos saber que fue removido el 13 de agosto. Un hecho bastante insólito. Aparentemente, el Director General de Secretaría, Mauricio di Lorenzo, habría operado junto con parte del sindicato para que se realizaran una serie de denuncias.

Pomi, integrante del sector “Todo por el pueblo” de Juan Sartori del Partido Nacional, amigo de Alem García, contó a Carasycaretas que mantenía serias diferencias en varios aspectos.

Por ejemplo en la eliminación de la Dirección General de Comercio a través de la presente Rendición de Cuentas aún no aprobada. Esto implicaría que Defensa del Consumidor pasará directamente al Ministerio de Economía y el control de las grandes superficies quedaría en manos de la Dirección de Zonas Francas que dirige la contadora Ana Alfíe.

Sobre la destitución del contador Pomi nada informó hasta ahora el gobierno ni tampoco de la designación de la contadora Ana Alfíe en su lugar, ni tampoco se sabe si por ello actualmente se le paga doble sueldo.

ZONA FRANCA NUEVA PALMIRA

El viernes 10 de septiembre, Cuquito Lacalle Pou, junto a su ministra de Economía y Finanzas Azucena Arbeleche y al responsable de la cartera de Transporte y Obras Públicas José Luís Falero, firmó las Resoluciones 539 y 540. La primera de las disposiciones otorgó hasta el 3 de marzo de 2046, “un permiso de ocupación de álveo público del Río Uruguay, ampliando la fracción oportunamente permisada que comprende la denominada Terminal Navios” en una superficie poco más de 22 hectáreas, “con destino al desarrollo de Terminal Navíos Granos S.A. y Terminal Navíos S.A.”, para llevar a cabo «la referida ampliación, alojar las obras de infraestructura, construidas y a construirse que permiten la prestación de los servicios portuarios en la Zona Franca Nueva Palmira».

Por medio de la siguiente Resolución, el gobierno uruguayo le concedió a la empresa Edolmix S.A. y hasta el 22 de julio de 2046, “la prestación de los servicios portuarios en las obras de infraestructura construidas en la Zona Franca Nueva Palmira dentro de la fracción de álveo”, trabajos que se van a desarrollar en una superficie de unas 14 hectáreas aproximadamente. Hasta el cierre de la presente crónica, solamente figura publicada en el Diario Oficial de la República Oriental del Uruguay la mencionada medida a favor de Edolmix S.A. en un proceso no exento de algunas rarezas, según publicó el portal maximaonline de Argentina el 25 de setiembre.

La creación de la sociedad Edolmix figura inscripta con el número 27.012 desde la fecha de su nacimiento, el 7 de diciembre de 2007, con un capital inicial de 2.100.000 pesos uruguayos para operar galpones, silos, instalaciones industriales para el depósito, acopio y manipulación de materiales en general y materias primas, incluyendo el manganeso en bruto, minerales, granos y carga líquida, containers y pallets. Por entonces, Edolmix S.A. estaba controlada en su totalidad por el Grupo Christophersen, un conocido operador argentino en el mercado de la logística y cargas internacionales aéreas, marítimas, fluviales y terrestres, logística, con sede en una oficina del cuarto piso del edificio ubicado en San Lorenzo al 1700, en pleno centro de Rosario, a unas pocas cuadras de la Plaza Pringles y del mítico Bar El Cairo.

Sin embargo, en los primeros días de mayo de 2011, Christophersen vendería el 49 por ciento de las acciones de las firmas Pysur S.A. y Edolmix S.A. –propietaria de una fracción en la Zona Franca de Nueva Palmira- a la brasileña Hidrovias do Brasil S.A.(HBSA) en una suma estimada, por entonces en 60 millones de dólares.

Hidrovias do Brasil, que tiene sede en San Pablo, había sido fundada tan solo un año antes de adquirir casi la mitad de Edolmix. Este gigante brasileño fue creado por el Fondo de Inversión P2 Brasil que integran Pátria Investimentos y la empresa de ingeniería Promon, desde 2010 opera en los puertos de Corumba (Estado de Matto Grosso do Sul en la frontera con Bolivia), Porto Murtinho (Estado Matto Grosso do Sul sobre el río Paraguay) y, además, tiene instalaciones en los puertos de Asunción, Concepción y Encarnación (Paraguay) Fray Bentos y Montevideo (Uruguay) como así también en Rosario y en San Nicolás.

Hidrovías do Brasil mueve actualmente 1,2 millones de toneladas de celulosa por año que transporta por el río Uruguay y tiene una cuota de participación del 30 por ciento del mercado de transporte fluvial de la Hidrovía Paraguay-Paraná, a través de la cual trasiega hierro, granos y fertilizantes.

La misma Resolución para las obras y dragado de río Uruguay en la Zona Franca de Nueva Palmira a favor de Edolmix S.A. está registrado con diferente numeración

El 22 de julio de 2016, la Dirección General de Comercio de Uruguay, decidió modificar el Contrato de Usuario Directo firmado 8 años antes para la concesión de las instalaciones en la Zona Franca de Nueva Palmira. Edolmix –cuyo capital casi a la mitad ya pertenecía a los brasileños- y la Corporación Navíos S.A. celebraron un nuevo acuerdo sustituyendo el anterior con el objeto de realizar exclusivamente, por parte de la primera de las empresas, la construcción y operación de galpones, silos, instalaciones industriales para el depósito, acopio, manipulación de materiales en general y materias primas, incluyendo el manganeso en bruto, minerales, granos y carga líquida, containers y pallets, pudiendo también instalar y operar un muelle de barcazas y una terminal portuaria. El plazo de vigencia de dicha concesión se estipuló hasta el 22 de julio de 2046.

Corporación Navíos hace figurar su sede en Montevideo pero radica en las Islas Marshall, un paraíso fiscal, ubicadas al sudoeste de Hawai y al este de Guam, a mitad de camino entre Australia y Hawai. Es un estado asociado de Estados Unidos.

El domicilio social que denuncia la corporación Navíos South American Logistics Inc. se ubica una en una sola oficina –la 1603- del complejo Aguada Park Zona Franca, sito en Paraguay 2141 de Montevideo. Resulta bastante desopilante creer que, desde apenas un solo despacho, quien figura como Director Ejecutivo de CNSA, Claudio Pablo López, se las arregle para controlar la siguiente infraestructura: forestales y relacionadas con minerales ubicadas en Nueva Palmira.

Un puerto de almacenamiento e instalaciones de transferencia, para exportaciones de petróleo refinado ubicadas en San Antonio, Paraguay

Un total de 371 embarcaciones de las cuales 366 son propias y las restantes 5 las arrienda. El detalle incluye: 360 barcazas, 2 barcazas autopropulsadas, 6 lanchas, 2 pequeños petroleros interiores que aprovisionan las barcazas autopropulsadas y 9 buques, de los cuales 6 son tanqueros de ultramar y un buque bunker, que opera en el negocio de cabotaje

Este detalle no es una aproximación. Es lo que CNSA tiene declarado oficialmente ante la Comisión del Mercado de Valores y Cambio de los Estados Unidos (SEC).

Pero además, la concesión que Edolmix ha recibido graciosamente del Presidente Lacalle Pou hasta 2046, incluye “un permiso precario y revocable para efectuar las obras de dragado necesarias para la ejecución de las instalaciones en Zona Franca, así como las obras de dragado para posibilitar el atraque y maniobra de embarcaciones. Para la ejecución de las obras de dragado se deberá coordinar su realización con la Dirección Nacional de Hidrografía del Ministerio de Transporte y Obras Públicas en forma previa y cumplir con la normativa vigente. Este dragado será por cuenta de Edolmix S.A. debiendo contar con la aprobación previa de los Organismos competentes”.

Para completar el paquete, Edolmix tiene permiso “para la extracción de material subacuático proveniente del dragado referido en el numeral anterior. En caso de extraer materiales con valor comercial, el eventual pago de canon se regulará por la normativa vigente”.

Según se denuncia en Argentina, las dos Resoluciones firmadas por el Presidente uruguayo Lacalle Pou a favor de las sociedades Corporación Navíos concediéndole nuevas tierras para la ampliación de sus instalaciones portuarias en un álveo del río Uruguay, en la zona Franca de Nueva Palmira como la concesión a su socia Edolmix S.A. para llevar a cabo las construcciones como así también el dragado de un sector del río, constituyen un doble incumplimiento por parte del Estado del vecino país del Estatuto del Río Uruguay en lo que se presenta, una vez más como un hecho consumado si nadie logra remediarlo a tiempo.

El término álveo, al que se refieren los documentos, según la Real Academia Española significa “cauce natural de un río o un arroyo”, los cuales, formando parte no solo de la superficie de terreno sobre la cual discurren las aguas, son ordinariamente de carácter público y según la ley, la concesión de un álveo a un privado no lo autoriza a hacer obras o labores que varíen su curso en perjuicio de un tercero.



Fuente