obras de UPM 2

Los trabajadores en la planta de UPM2, ubicada en Pueblo Centenario, Durazno, está en conflicto y la semana pasada el  Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (Sunca) paralizó «todas las actividades dentro del sitio en construcción».

El sindicato reclama «condiciones de trabajo», «asistencia sanitaria», «mas beneficios para la sociedad» y por las «formas de contratación».

Finalmente las negociaciones por el nuevo convenio salarial en UPM se agotó y trabajadores y empresa no lograron ponerse de acuerdo. En las últimas horas las empresas de construcción de la segunda planta solicitaron de manera forma la mediación del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social para intentar destraban las negociaciones y poder avanzar con las obras.

“Nos acaban de solicitar la intervención. Estaríamos convocando a la Comisión de Alzada en principio para mañana (hoy)”, dijo el ministro de Trabajo Pablo Mieres este jueves de tarde en rueda de prensa.

“Los avances bipartitos no avanzaron más y hay que ir a una instancia más arriba”, dijo Mieres, en referencia a la Comisión de Alzada, instancia en que delegados del Ministerio de Trabajo se suman a la negociación entre empresa y trabajadores.

“Nos piden que intervengamos para ver si ayudamos”, agregó el ministro, tras hacer referencia a medidas adoptadas por el sindicato de trabajadores que distorsionan el normal funcionamiento de la construcción de la segunda fábrica de pasta de celulosa de UPM en Uruguay. La primera está en Fray Bentos, Río Negro, y esta segunda en pueblo Centenario, Durazno.



Fuente