Germán Martínez, presidente del bloque del Frente de Todos en Diputados
Germán Martínez, presidente del bloque del Frente de Todos en Diputados

El presidente de la bancada del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, Germán Martínez, presentó un amparo ante la Justicia en lo Contencioso Administrativo para frenar la designación de Roxana Reyes (UCR) como representante de la segunda minoría para el Consejo de la Magistratura.

La presentación recayó en el Juzgado Nro. 11 a cargo del Dr. Martín Cormick. Además, Martínez presentó una nota ante el presidente de la Corte Suprema y titular del Consejo de la Magistratura, Horacio Rosatti, para que “se abstenga” de tomarle juramento a la diputada radical.

Es ilógico que el bloque con mayor representación parlamentaria (Frente de Todos) tenga UN solo diputado en el Consejo de la Magistratura. Y que Juntos por el Cambio tenga DOS representantes”, planteó a través de las redes sociales.

Ayer, minutos después de que Sergio Massa y Cristina Kirchner presentaran una nota conjunta ante el Consejo con las designaciones de Reyes y Martín Doñate, el jefe de la bancada oficialista convocó a una conferencia de prensa para anunciar que no estaba de acuerdo con la decisión” y que estaba estudiando con su equip cómo impugnarla.

Martínez considera que el Frente de Todos quedará subrepresentado, dado que la ley de 1997 otorga dos representantes a la mayoría, uno a la primera minoría y otro lugar a la segunda minoría. Pero con las nuevas designaciones el Frente de Todos se queda con un lugar (Vanesa Siley); Juntos por el Cambio va a tener dos (Pablo Tonelli del PRO y Roxana Reyes de la UCR); y el Interbloque Federal también tendrá uno (Graciela Camaño).

“Solicito se ordene al señor Presidente de la Cámara de Diputados que, atento a la complejidad que reviste la determinación del criterio de definición de lo que cabe considerar como ‘el bloque con mayor representación legislativa’, ‘la primera minoría’ y ‘la segunda minoría’ conforme al artículo 2 inciso 3 de la ley 24.937, se abstenga de adoptar cualquier medida u acto que implique la concreción de la aludida designación hasta tanto no se consensue en el seno de la Cámara de Diputados el criterio mediante el cual deberá completarse la representación del estamento de los diputados y las diputadas para el período 2018-2022″, dice el amparo.

A su vez, reclamó una cautelar para frenar el juramento de Reyes, y en caso de hubiera ocurrido al momento de analizar el amparo, solicitó al presidente del Consejo y al resto de los consejeros que “se abstengan de convocar y/o participar de las reuniones ordinarias y extraordinarias del Consejo de la Magistratura hasta tanto se dirima la presenta contienda a fin de no afectar la representación de los bloques parlamentarios”.

Desde el oficialismo explicaron a Infobae que la diferencia entre las posiciones que adoptaron Massa y Martínez se debe a sus “diferentes roles”. En el entorno de Massa señalaron que como autoridad de la Cámara tiene un rol institucional que no puede equipararse al del jefe de bloque. “Cada uno tiene responsabilidades diferentes”, señalaron. Sin mayoría, Massa no puede darse el lujo de alienar a la oposición si luego espera lograr consensos para sacar otras leyes. Además, evitó entrar en un conflicto mayor con la Corte Suprema al frenar las designaciones.

Por eso, Massa y Cristina Kirchner coordinaron y actuaron de la misma forma: designando a un representante por la segunda minoría. La diferencia radicó en la táctica de dividir el bloque de senadores, que le permitió al oficialismo nombrar a un hombre propio en la Cámara alta.

Por su parte, la respuesta de la oposición no se hizo esperar. El jefe del bloque radical, Mario Negri, le recordó a Martínez que en 2018 lo dos consejeros designados fueron Eduardo “Wado” de Pedro y Graciela Camaño, como “candidatos de la unidad de todo el peronismo”.

“La minoría fue para el PRO (Tonelli). Deberías reclamarle a Camaño que se sume a tu bancada, no robarle un cargo a la oposición como hizo Cristina”, le recriminó el diputado cordobés.

Y agregó: “La Corte puso en vigor la ley de 1997 y repuso el consejero por la segunda minoría, que es el tercer bloque con más miembros. Esto lo entendió Massa porque los números no mienten y la ley es clara. La UCR tiene 33 diputados, el Pro 50 y el FdT 118. No podrán engañar a la Justicia”.

SEGUIR LEYENDO:





Fuente