En el año 2012 OSE a través de su área social trabaja en la regularización del servicio en los  asentamientos realizando tareas comerciales, inspectivas y sociales y en el 2013 empezaron las tareas operativas.

Según el informe el crecimiento del área es notorio; de 13 personas que integraban la estructura en el año 2012 , pasó a 137 en el año 2020.

En el año 2012 el 8 % del personal era tercerizado y el año pasado solo un 17% del mismo eran genuinos (funcionarios de OSE) siendo un 18% tercerizados, un 3% zafrales, otro 3% pasantes, otro 3% de Programas Sociales y el 50% de cooperativas sociales básicamente del MIDES.

El área articula institucionalmente con dicho Ministerio pero además con los Municipios, las Intendencias, el PIAI, el Ministerio de vivienda, el Ministerio del Interior, la OPP y la INACOOP.

Los trabajos se llevan adelante conjuntamente con los asentamientos en los Planes de realojo, del Plan Juntos y complejos habitacionales en situación de vulnerabilidad.

A la fecha esa área de OSE regularizó 35.442 hogares alcanzó a 232.562 personas.

Actualmente los clientes del área social son 43.727 en un crecimiento constante desde el año 2012 que eran 15.822.

 

Gestión Comercial

Las gestiones comerciales y de relevamiento se encuentran dentro del proceso de regularización de asentamientos. El área realiza la firma de documentos necesarios para la regularización de los servicios y cambios de tarifa.

El informe expresa que a partir del año 2020 se incluyeron las áreas de Lectura y Notificación siendo fundamentales porque la No lectura o No notificación debilita el compromiso de pago de los clientes, pero al mismo tiempo, su realización impacta directamente en el ingreso salarial de los funcionarios por la productividad.

Para los funcionarios encargados de dichas tareas, existe un protocolo de la cantidad de inspecciones y lecturas diarias que tienen un mínimo y máximo, y cuando pasan ese máximo, la compensación salarial correspondiente.

 

Reestructura

Con el cambio de gobierno y la designación del nuevo Directorio se realiza una reestructura del Área Social en el año 2020.

Dependiendo de la Gerencia se crean dos Jefaturas: Una operativa a cargo de Sebastián Porto y dependiendo de ella el área de lectura y notificación a cargo Pablo Diccea, mientras las cuadrillas dependen de Porto, y  la Jefatura del Área de la cuál depende la Gestión Social, el relevamiento, las inspecciones y lo comercial.

Esta separación en las Jefaturas tuvo cierta resistencia fue finalmente impuesta e impulsada por el asesor del Presidente del Organismo Raúl Montero, Guillermo Dati.

Según el informe en poder de Caras y Caretas Dati no solo impulsó esas reestructuras sino que a partir de agosto del 2021, empezó a intervenir directamente en los trabajos diarios de las Cooperativas y de los funcionarios del área.

En setiembre del 2020 se amplían en 15 personas dos de las cuatro cooperativas del MIDES que trabajan para OSE a instancias de Dati que en Julio de ese mismo año solicitó no se le renueve el contrato a la Cooperativa Alborada, una quinta cooperativa que realizaba trabajos.

Los nombres  con los datos de las 15 personas según el informe, fueron presentadas en sobre cerrado que entregó a la secretaria del área por Sebastián Porto, solicitando que fueran llamadas para empezar a trabajar en los dos días siguientes.

La supervisora de los Equipos Sociales  solicitó que previamente se les realizara una entrevista, pero según el informe, el asesor presidencial Guillermo Dati expresó que debían ingresar sin ningún tipo de entrevista.

En enero del 2021 se desintegra la secretaria y se crea una departamento contable con dos administrativos nuevos de las ampliaciones de las cooperativas, con el poder de realizar las compras de toda el área y las liquidaciones, tarea que ejercía la secretaría.

En febrero de este año se realiza la afectación temporaria de la pareja sentimental de Pablo Diccea ( supervisor de lecturas y notificaciones) mediante el memo 30/2021 de la Gerencia de Operaciones técnicas pero la intervención de FFOSE la dejó sin efecto.

Según la denuncia, en marzo del 2021 en las planillas confeccionadas por Pablo Diccea figuraba personal que la Jefatura desconocía y diferencias en las presentaciones de la productividad, lo que da lugar a una investigación administrativa.

A modo de ejemplo las fuentes señalan que en la categoría de las inspecciones a los servicios, hay una categoría definida como 2.7 que es una inspección especial o compleja en Grandes Consumidores o Gobierno, pero figuraba en las inspecciones de asentamientos.

A eso se suma que en el sistema de puntaje por inspección se establece un tiempo-Padrón para el relevamiento, la RD 211/2010 indicia que los tiempos de realización de lectura varia entre 10 y 15 minutos cada una pero esos  tiempos siempre apuntan hacia arriba, superando el promedio normal y en el caso de la categoría 2.7, se pasó con 50 minutos.

Esas inspecciones según su categoría reciben un premio del 10% sobre acción ejecutada.

Otro hecho llamativo fueron las horas extras realizadas; en la planilla que contiene el documento uno de los supervisores generó el 19 de marzo del 2021, 22 horas extras.

 

Contratos irregulares

Según la denuncia desde el año 2014 Pablo Diccea utilizaba el mecanismo de tercerizaciones y cooperativas para enviar currículum de familiares y conocidos y así habría conseguido se contratara al menos dos familiares, cuatro conocidos y a su pareja.

Una investigación administrativa revocó alguno de esos contratos pero, según el informe sin consecuencias para Diccea.

Las Cooperativas sociales deben integrarse en un 75% con gente que vive en contexto vulnerable.

Según la denuncia algunas de las personas que se les había revocado el contrato y habían sido propuestos por Diccea, volvieron a ingresar pero ahora como integrantes de las cooperativas y no hay certeza que cumplan con el requisito de ocupar la franja social del 75%.

No solo ingresaban sino que se exigía que se les dieran cargos de mayor ingreso adquisitivo, amenazando de no cumplirse este requisito con eliminar las jornadas de los días sábados.

Según la denuncia esta situación empeoró con el cambio de gobierno.

Guillermo Dati, hijo de un alto dirigente de Florida perteneciente al sector de Juan Justo Amaro, militó en el Partido Colorado y ya era funcionario en OSE pero en el 2005 bajo el primer gobierno de Tabaré Vázquez logró que no se lo destituyera y empezó a militar en el Frente Amplio primero en la lista 5005 y luego 711, llegando a ocupar una banca como edil.

Finalmente se sumó al Partido Nacional junto al ex intendente Carlos Enciso.

Según la denuncia, ahora como asesor del Presidente de OSE, junto a Porto y Diccea ampliaron el ingreso de personal de su confianza.

Según las resoluciones 13 y 14/2020 ambas del 15 de setiembre del año 2020,  se realizó un gasto de $U 4:610.977 cada una para ingresar personal a las cooperativas sin un informe previo de vulnerabilidad por parte del MIDES o INACOOP.

Los ingresos de unas 30 personas se produjeron en dos cooperativas Sociales, “Unidos para Avanzar” y “AbbePierre”.

Una de las personas incorporadas a la cooperativa “Unidos para avanzar”, María Eugenia Marchioro trabaja como secretaria de Dati.

Muchos de los ingresados son notorios y notorias militantes del Partido Nacional y el informe trae como respaldo las fotos de algunos de ellos en una actividad con Jorge Larrañaga o integrando listas como la 6262 del floridense Guillermo López.

Todas estas situaciones dieron motivo a investigaciones administrativas que están en curso.

 

Los Descargos

Caras y Caretas se comunicó con el Ministerio de Desarrollo Social, pero desde la cartera se informó que ellos no tienen injerencia en la conformación de las cooperativas pero si les realizan auditorias, y para acceder a esa y otra información se debe realizar una solicitud de información pública.

También nos  comunicamos con varios de los trabajadores de las cooperativas sociales mencionadas pero en ambos casos quedaron en devolver una llamada (actitud que hasta el cierre de la nota no realizaron), o cortaron abruptamente el teléfono.

Por su parte Pablo Diccea prefirió no realizar declaraciones públicas hasta que OSE culmine la investigación administrativa que está llevando adelante.

Por su lado Sebastián Porto dijo a éste medio que la denuncia presentada es una maniobra de distracción porque se está llevando adelante una investigación en toda el área pro el tema de productividad donde hay varios problemas que saltaran a la luz mas allá de esta denuncia que pretende distraer el centro de atención. Dijo también que se reunieron con FFOSE a quien pidieron ser imparcial y que los trabajadores que hicieron la denuncia no son el mejor ejemplo de trabajo.

El representante del Frente Amplio en el Directorio de OSE, Edgardo Ortuño, solicitó en la reunión de directorio del 5 de octubre  que se disponga una nueva investigación administrativa.

Guillermo Dati en la redacción de Caras y Caretas manifestó que solo iba a responder en aquellos aspectos que no estuviera vedado de hablar públicamente por estarse llevando adelante tres o cuatro investigaciones administrativas.

Explicó que apenas se asumió en las reuniones con las cooperativas dejaron claro el objetivo de apostar al cooperativismo, “ porque cuando cambio el gobierno se empezó a decir que las cooperativas iban a desaparecer y fue todo lo contrario, que apostábamos a algo mas inclusivo y que las cooperativas trabajaran no solo en Montevideo, sino también cubriendo el interior porque asentamientos hay en todo el País y hasta el director de la oposición voto afirmativamente la creación de la nueva gerencia”.

Detalló que esa nueva gerencia dividió las áreas, desarrollando por un lado lo social, la situación de las familias, el área comercial a lo comercial y el área operativa a nivel nacional.

“En el proceso pasó mucha cosa pero logramos una Comisión de Seguimiento Social para el control de las cooperativas;por ejemplo en una año se gastaron 556 millones en un año y nosotros sin despedir a nadie logramos reducir 100 millones en base a controles junto al INACOOP y el MIDES, porque faltaba un seguimiento de las Cooperativas, incluso empezando un proceso de pasar de Cooperativa social a Cooperativa de Trabajo; algunas cooperativas se bajaron por problemas entre los cooperativistas o por otras causa pero no por OSE”.

Consultado por los ingresos explico que en determinado momento la Cooperativa Alborada se bajó del proyecto y generó problemas de abastecimiento de agua a los asentamientos por lo que hubo que definir el llamado a 15 personas, y que para garantizar el trabajo se optó por las cooperativas con mas experiencias y mas tiempo de trabajo con OSE que son la “Unidos para Avanzar” y “Abbe Pierre”.

Sobre el tema del famoso sobre con los nombres no lo confirmó pero si manifestó que siendo oriundo del pueblo 25 de agosto, “en todos los pueblos te piden trabajo y cuando una cooperativa va a tomar gente todo el mundo, funcionarios de OSE, integrantes de las cooperativas avisan que hay posibilidad de trabajo, pero la definición y los llamados los hace la cooperativa, yo no tengo capacidad de incidir y los controles sobre el funcionamiento de las Cooperativas lo hace el Mides pero de futuro será el INACOOP”.

Sobre el rol de María Eugenia Marchioro expresó que la conoce hace años de su pueblo y no tuvo injerencia en que se la contratara, aclarando que todos los contratos son a termino y son trabajos zafrales de gente que trabaja para la cooperativa, no integrándolas.

Finalmente sobre los asuntos con respecto a las planillas de inspecciones dijo no poder expresarse por encontrarse llevando adelante la investigación Administrativa.

 



Fuente