“Esta embestida no nos va a vencer”, sentenció la intendenta de Montevideo Carolina Cosse tras el rechazo de la Junta Departamental (JDM) al préstamo con el Banco Interamericano de desarrollo (BID) previsto para reestructura la limpieza del departamento y ampliar la red de saneamiento.

Tras conocerse la decisión de la Junta, donde faltó un voto para lograr la mayoría especial necesaria para aprobar el préstamo, la intendenta convocó a una conferencia de prensa para dar a conocer su opinión y anunciar que habrá un nuevo plan ambiental.

“Quiero, como uruguaya, excusar a mi país frente al BID”, comenzó diciendo Cosse. Y agregó: “Porque verdaderamente la jornada de hoy no le hace honor a lo que ha sido la mejor tradición política del Uruguay, y a la larga tradición de relacionamiento de la Intendencia de Montevideo con el Banco Interamericano de Desarrollo”.

Sobre la marcha de las negociaciones con la oposición, Cosse subrayó: “Hemos negociado de buena fe. Hemos negociado con transparencia presentando el proyecto a la Junta y a la ciudadanía en audiencias públicas. Hemos aceptado sugerencias, hemos establecido un ámbito de negociación donde estuvieron todos los partidos. Hemos aceptado propuestas, hemos dicho que si varias veces a propuestas del Partido Nacional y ninguna les vino bien”.

Indicó que la votación de este jueves “traza una línea que marca dos formas de hacer política: de un lado, que es el nuestro, está la forma seria de hacer política, poniendo en el centro los intereses de la gente. Poniendo en el centro los intereses de Montevideo”.

“Del otro lado de la línea esta la responsabilidad de hacer política menor”, sentenció.

¿Quienes se perjudican?

Tras destacar que quienes se perjudican son “los miles de ciudadanos que se quedan sin obras de saneamiento”, agregó que se trata de un 1:300.000 personas que viven en Montevideo. “Porque lo que les están diciendo que no al no votar el préstamo del BID”.

“Le están diciendo que no a todas las obras de infraestructura que generarían alrededor de mil puestos de trabajo”, precisó.

Precisó que entre las obras que no se podrán realizar se encuentran el saneamiento de Rincón del Cerro y de Cerro Norte, una planta semiautomática de reciclaje, la reparación de la red Arteaga -la principal de Montevideo-,además del esquema de recolección domiciliaria de “doble fracción” para Buceo, Malvín, Carrasco y Lézica.

Cosse sostuvo que la prioridad de la Intendencia es la limpieza. “Y esto ha demostrado hoy a quienes les interesa de verdad la limpieza de Montevideo, porque de la boca para afuera se puede hablar mucho, pero a la hora de la verdad es cuando se mide quién verdaderamente está a favor da la limpieza y del ambiente”.

“No nos quieren dejar limpiar Montevideo, no nos quieren dejar trabajar”, subrayó.

«Una injusticia»

“Si tuviera que elegir una palabra para representar lo que sucedió hoy, no tengo dudas es injusticia. No es una injusticia contra mi, contra la Intendencia de Montevideo. Es una injusticia contra todas y todos los que vivimos en Montevideo. Es una injusticia contra todas las montevideanas y los montevideanos”.

“Pero si algo sabemos, es luchar contra la injusticia”, sentenció.

“Gobernar es cosa seria y con el ambiente no se juega”, subrayó. “Por eso en diez días, aun sin tener el préstamo, vamos a volver a convocarlos para anunciar nuestro nuevo plan en el marco de nuestra nueva estrategia ambiental”.

“Esta embestida no nos va a vencer”, sentenció. “Juntas y juntos vamos a seguir de la misma forma que comenzamos, con las y los trabajadores, las organizaciones sociales, con las cooperativas, con la gente, con las comisiones de barrio. Vamos a seguir y vamos a vencer la injusticia. Venceremos la injusticia”, culminó.



Fuente