El tractorazo de hoy en Formosa. (Federación Agraria Argentina)
El tractorazo de hoy en Formosa. (Federación Agraria Argentina)

Continúan en el interior del país las protestas del campo contra la política oficial hacia el sector. En las últimas horas hubo una asamblea en San Luis, tractorazo en Formosa, y mañana Entre Ríos volverá a ser sede de una nueva movilización. Los principales reclamos son baja de la presión impositiva, tras la suba de las retenciones a los subproductos de la soja que anunció el Gobierno el fin de semana pasado, y la eliminación de las restricciones para la exportación de carne vacuna, maíz y trigo.

Hoy productores agropecuarios de Formosa organizaron un “tractorazo” en la localidad de Laguna Naineck, frente a la falta de respuestas del Gobierno provincial a los reclamos del sector que enfrenta una situación compleja en lo económico y financiero por los efectos de la sequía. El reclamo es de aportes no reembolsables para productores de la zona norte, cuyas actividades fueron declaradas en emergencia agropecuaria. La manifestación fue convocada por la filial local de la de Federación Agraria Argentina.

“Estamos participando de esta manifestación productores con tractores de la zona norte de los departamentos de Pilcomayo y Pilagá. Es la cuarta manifestación que estamos haciendo para reclamar respuestas al pedido de ayuda económica de forma no reembolsable para los productores en emergencia”, comentó el director de la entidad, Pánfilo Ayala, quienes también realizaron una asamblea para empezar a definir las próximas acciones gremiales.

Por otro lado, el pasado miércoles en el cruce de las rutas 7 y 8, en Villa Mercedes, San Luis, unos 150 productores realizaron una asamblea, en medio de fuertes vientos del sur y una baja temperatura. En la reunión se resolvió participar de la marcha a la Ciudad de Buenos Aires el próximo 23 de abril próximo, y también solicitar un cese de comercialización de granos por tiempo indeterminado, y que Confederaciones Rurales Argentinas retire todos los delegados de los organismos nacionales, como el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA).

Asamblea en Villa Mercedes, en la provincia de San Luis.
Asamblea en Villa Mercedes, en la provincia de San Luis.

La siguiente protesta se realizará mañana desde las 16 en la rotonda de ingreso a la ciudad de Chajarí, en Entre Ríos, con una asamblea de productores. La provincia, hasta el momento, ha sido sede de varios encuentros del campo en los últimos días, como en Crespo, Ceibas y Gualeguaychú. En un documento que se publicó esta semana, los productores declararon el estado de alerta y movilización, y solicitaron a la Mesa de Enlace que fije día, lugar y hora para una gran convocatoria de productores con el fin de expresar el rechazo a las políticas oficiales. También enviaron un mensaje a la oposición: que instruya a sus legisladores nacionales para que alcen la voz y den el debate que necesita el campo argentino para otorgar certidumbre y previsibilidad a la actividad agropecuaria.

Retenciones

El malestar de los productores se profundizó desde que el Gobierno anunció el último fin de semana un aumento de las retenciones a los subproductos de la soja, para financiar un fondo de estabilización del precio del trigo. Desde el sector primario sostienen que la medida generará un perjuicio al productor, porque la industria aceitera pagará un menor precio por la materia prima al tener un incremento de la presión impositiva.

Una presión impositiva que para el productor sigue en niveles altos. Esta semana la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) informó que en el primer trimestre del año la participación del Estado en todos sus niveles en la renta agrícola se ubicó en el 64,9%, lo que significó un incremento del 1,7 puntos por encima de lo registrado en los últimos tres meses de 2021, cuando los impuestos representaron el 63,2% del total de lo generado por un productor. En rigor, esto implica que en el primer trimestre de 2022, el Estado se quedó con 64,9 pesos de cada 100 pesos que produjo el agricultor argentino.

Las retenciones sigue siendo el principal reclamo. El miércoles pasado la Mesa de Enlace se reunió en diputados con sectores de la oposición, y ambas partes coincidieron que es ilegal el cobro de las retenciones, al estar caída la facultad que tenía el Poder Ejecutivo de modificar las alícuotas que venció el 31 de diciembre del 2021 y hasta el momento no fue prorrogada. Es por eso que algunas entidades de productores ya llevaron su reclamo a la Justicia.

SEGUIR LEYENDO:





Fuente