El negocio de los contratistas y los representantes es vender jugadores de fútbol y vaya que lo hacen bien.

Sacan precios millonarios en Euros por jugadores que no pueden jugar ni 10 minutos en el equipo que son transferidos.

Han habido muchísimos casos de jugadores uruguayos que van a Europa y permanecen años sin jugar ni unos minutos.

¿Son tontos los clubes europeos que invierten millones de euros y no logran un rédito?

No, no son tontos, se pueden equivocar de jugador, que le vendieron por videos.

Pero también hay joda, hay arreglos de ventas con otros contratistas europeos, que lo meten en el mercado sí o sí.

Ahora están hablando que Brian Rodríguez puede volver a Peñarol en junio si los aurinegros concretan una transferencia de un chico de su plantel.

Pellistri no juega en Inglaterra y lo mandan a un equipo de España que está casi en descenso y tampoco juega de titular.

Entonces, los dueños de su pase lo traen de nuevo a Uruguay, como es el caso del centro delantero de Rentistas Cristian Olivera, que no llegó ni a ponerse la camiseta de Almería, que ya está en Peñarol, donde le será muy difícil tener algunos minutos de titular.

¿Qué pasó con Olivera?

Si no lo pusieron siquiera, ¿lo mandan de vuelta?, todo muy raro…

Pobre chiquilín que se va con la ilusión y tiene que volver a demostrar su valía, para volver al equipo de España que compró su ficha. Lo cierto que varios se llevaron una parte del botín y Olivera está cobrando su porcentaje del pase en cuotas.



Fuente