Prioridades

Cuadripléjico sordomudo logró comunicarse gracias a implante: pidió una cerveza

Enfermo de ELA, el hombre ni siquiera podía mover los ojos, y no tenía forma alguna de expresarse.

27.03.2022 10:21


Lectura: 2′


2022-03-27T10:21:00

2022-03-27T10:21:00

Tal como
informáramos
, investigadores del Centro Wyss de Bioingeniería y
Neuroingeniería, en colaboración con la Universidad de Tubinga (Alemania),
consiguieron que una persona con parálisis completa, que no puede hablar, por
padecer esclerosis lateral amiotrófica (ELA) avanzada, se comunique a través de
una interfaz cerebro-ordenador (BCI, por sus siglas en inglés) implantada.

Los resultados
demuestran que es posible la comunicación con personas que están completamente
aisladas a causa de esta enfermedad neurodegenerativa progresiva en la que los
pacientes pierden la capacidad de moverse y hablar. El estudio clínico, que
lleva más de dos años con el participante, se publica en ‘Nature
Communications’.

El paciente,, que
no pudo comunicarse durante meses después de perder incluso la capacidad de
mover los ojos, usó un implante cerebral para pedir una cerveza a sus
cuidadores, detalló el periódico británico The Independent.

El hombre formó
oraciones a una velocidad de solo un carácter por minuto. Además de beber
cerveza y quiso escuchar a la banda Tool “a todo volumen”, solicitó que su mamá
le hiciera un masaje en la cabeza y pidió un curry: todo a través del poder del
pensamiento.

Al hombre, que
ahora tiene 36 años, se le implantaron quirúrgicamente dos conjuntos de
electrodos cuadrados en el cerebro para facilitar la comunicación en marzo de
2019 después de quedar paralizado como resultado de la ELA (esclerosis lateral
amiotrófica).

El equipo desarrollador
de los implantes también está trabajando en ‘Ability’, un dispositivo BCI
implantable e inalámbrico diseñado para conectarse de forma flexible a matrices
de microelectrodos o a redes de electrodos ECoG. Esto permitirá la detección y
el procesamiento de señales procedentes de zonas muy específicas o más amplias
del cerebro. Este enfoque podría permitir la decodificación del habla
directamente desde el cerebro durante el habla imaginada, lo que llevaría a una
comunicación más natural.





Source link